Agricultura / Opinión

Soja: los “dueños del circo” son China y los Fondos de Inversión

Es importante “bajar la pelota” al piso y analizar dónde está cada uno y qué riesgos tiene en sus manos si el precio de los granos sube o si baja”

Los granos están también moviéndose al ritmo de los mercados financieros, como el oro, la plata, el crudo, las criptomonedas, las acciones. Por eso, los veremos bajar y subir todas las semanas. Muchos inversores en el mundo actualmente compran granos como también compran acciones por ejemplo de Tesla, Amazon, etc.

Federico Morixe Mailhos | Director de Fimix Agrofinanzas

China compra en EEUU y los precios suben, los fondos también compran y suben más. El Mercado proyecta mucha producción de maíz y soja, y el 99,5% de ésta, está vendida. O sea, por ahora no sobra nada. Al mismo tiempo, avanza la cosecha en América del Sur y la siembra en el hemisferio Norte.

Los granos están también al ritmo de los mercados financieros, como el oro, la plata, el crudo, las criptomonedas, las acciones; los veremos bajar y subir todas las semanas. Muchos inversores compran granos como también compran acciones de Tesla, Amazon, etc.

Por otro lado, los originadores de granos, es decir los productores, venden el grano y compran futuros, también para ganar en suba. La expectativa de suba está en todos lados. Todos proyectan una oferta y demanda muy justa, no por falta de productos, sino por el aumento en la demanda de los países asiáticos, principalmente China.

La gran pregunta es: ¿qué pasaría si hay algún evento climático? Por eso mismo todos quieren estar comprados. Un “all in” al clima.

Si algún evento climático se aproxima para bajar la producción en algunos de los grandes países productores como Brasil o EEUU, los precios buscarán perfectamente superar los 550 US$/ton en soja y posteriormente podría llegar a 570 dólares/ton. Pero, si China frena las compras y los fondos venden, podría pasar lo contrario, bajar a 400 dólares/ton.

Es muy importante bajar la pelota al piso y analizar dónde está cada uno y qué riesgos tiene en sus manos si el precio sube (si soy comprador de granos) o si el precio baja (si soy vendedor). Mientras dejamos pensando al inconsciente, volvamos a ver el movimiento de los precios del maíz y la soja.

El maíz. A pesar de estar lateralizado (movimiento horizontal entre 207 y 227 US$/ton) continúa con su tendencia alcista. El que desestabilizó todo el mercado fue China con compras récord: más de 30 millones de toneladas en EEUU (venían de cero compras). En Brasil, podrían estar con stocks reducidos dependiendo de su producción la cual viene con retrasos. Otros países exportadores están viendo su producción afectada por el clima como sería el caso de Argentina, Paraguay y Uruguay.

El farmer americano no quiere vender, vio que China se llevó todo y solo quiere sembrar hasta en las plazas. Ve subir y espera viendo cómo su grano se valoriza y mientras tanto compra seguros de precios (pisos de precios) por si baja. No quiere tener nuevamente sorpresas político – económicas.

En China, el maíz vale el doble que en EEUU y eso atrae a todos los inversores (productores, bancos, vendedores de insumos, compradores de granos, el mecánico, etc) a comprar maíz.

Al respecto, el último informe del USDA (el organismo referente para todo el mercado mundial) del viernes 9 de abril, estima menores stocks en EEUU, de aproximadamente 4 millones de toneladas respecto a su informe anterior. Esto da una relación de stock/consumo del 9%, muy bajo para EEUU, lo cual genera volatilidad y ansiedad por los compradores, ya que abre la posibilidad de que se queden sin producto llevándolos a tener que pagar más por el importado. Por eso, tanto en el maíz como en la soja, el producto disponible vale más que el futuro.

La soja. Continúa con tendencia alcista igual al maíz, liderada por China y los inversores. Las compras de China son récords en la historia (100 millones de toneladas). Por otro lado, en EEUU y en Brasil están con stocks reducidos.

La situación en Brasil marca una cosecha muy demorada y con ventas acumuladas en torno del 85% de esta zafra y 35% del próximo año. La suba del dólar los ayuda a vender a buenos precios en reales y bajos en dólares a nivel internacional.

Siguiendo con la soja, el último informe del USDA estima un aumento en la producción de 2 millones de toneladas en Brasil, ahora en 136 millones, mientras que en Argentina no realizó cambios confirmando los 47,5 millones de toneladas (4 millones más que las estimaciones de Argentina). Seguramente lo ajuste en los próximos reportes.

Con estos datos podemos estimar una producción de soja en Sudamérica en casi 199 millones de toneladas (el 55% de la producción mundial).

Decisión. Estamos en cosecha y son los momentos críticos en donde cada agricultor tiene que definir rápidamente a dónde envía el grano, así como también ponerle precio y margen a su proyecto.

China. El gigante asiático tiene maíz y soja comprados y en camino para importar, pero su interés ha mermado estas últimas semanas, aunque debería ser normal en estos momentos que todo se frena un poco por los períodos de cosecha y logísticos. También hay noticias sobre los brotes de fiebre porcina. Algunos lo toman como “un cuento chino”, pero ya veremos si es para hacer sonar las alarmas. Lo que sí es real es que con las últimas compras caras de China, sus industrias estaban perdiendo dinero en la molienda. Está más que claro que si China no cancela compras y si continúa así, el stock mundial estará muy justo, hasta podría faltar grano, lo cual hace disparar los precios.

En criollo, los productores de soja y maíz en todo el mundo piensan sembrar hasta abajo de la cama, como ya comentamos.

Fondos. Los Fondos de inversión, que invierten donde hay para ganar dinero, vendiendo cuando van a bajar los precios y comprando cuando hay tendencias alcistas y fundamentos de la demanda, vienen participando comprando futuros de soja y maíz desde Agosto 2020. En maíz han comprado más de 75 mill de ton. Hay que recordar que continuamos en un mundo de pandemia, cada país está barrenando diferentes olas, pero la mayoría están mirando una pronta vuelta a la normalidad por eso vemos suba en todos los mercados como si fuera todo normal, hay que estar atentos por si esa expectativa se aplaza por alguna razón.

Como vemos entre líneas hay mucha incertidumbre y la misma genera mucha volatilidad en toda la cadena agrícola, pero siempre el que motiva es el precio, por eso los fondos mientras vean la incertidumbre y los posibles problemas de un evento climático, están comprando todo lo que puedan. Pero si ven posibilidades de baja (China cancelando barcos por ejemplo) , atentos que todo podría bajar rápidamente. Por eso hay que tener siempre opciones de venta en la mesita de luz.

Estamos en cosecha y son los momentos críticos en donde cada agricultor tiene que definir rápidamente a donde envía el grano, así como también ponerle precio y margen a su proyecto.

Desde agosto del 2020, el precio de la soja subió 200 dólares/ton, y podría llegar a subir hasta 100 más como mencionamos. Pero podría poner mucho en riesgo la espera, es importante conocer los seguros de precios a la baja, si quiere esperar por mejores precios. Y conocer los seguros a la suba, los cuales permiten vender grano ahora, y ganar si el precio de Chicago sube.

Proyección. Viendo toda esta información, lo que podría suceder con el clima y la producción de cada chacra, podemos ser muy optimistas, realistas o pesimistas sobre la tendencia de los precios.

La realidad nos muestra que ya estamos en muy buenos precios desde el punto de vista histórico y en la relación insumo/ producto.

Al final del día, lo importante es trabajar tranquilo y sin preocupaciones del mercado, por eso es muy útil planificar ahora y arriesgar lo menor posible ya que venimos con buenos números y China necesita los granos.

El éxito no es adivinar, el éxito es llegar a las metas planificadas con información confiable.