Agricultura / Números con letras

Los mercados responden a la lluvia

Los precios del ganado para faena encontraron un piso y buscan remontar parte de lo perdido en las últimas semanas, luego de que una serie de lluvias mejorara la situación forrajera y de aguadas.

Varios productores y técnicos opinan que hubo una reacción exagerada ante la falta de agua y los pronósticos de falta de lluvias -al mejor estilo de los mercados bursátiles- por lo que ahora se justifica una corrección al alza, que ya se está dando.

Esto no quita que permanezca la incertidumbre sobre el clima en el verano, en especial considerando que la primavera no tuvo el empuje de pasto esperado, por la falta de agua y temperaturas menores a las normales.

Los precios de los novillos para faena ya cotizan en promedio en 2,90, U$S/kg, con algunos buenos lotes consiguiendo precios mejores. Es esperable que se vuelva a los 3 dólares en pocas semanas. La faena se mantiene por encima de las 50.000 cabezas semanales, pero los negocios de ganado de corral para la cuota 481 van culminando y es posible que baje la actividad de faena, valorizándose aún más el ganado de campo. Las vacas se afirman en 2,7 U$S/kg y las vaquillonas superan los 2,80 U$S/kg.

En los negocios de ganado de reposición en las pantallas también se ha frenado la caída y –igualmente importante- aumentó la colocación, que había sido dificultosa en remates anteriores.

GRANOS. Las lluvias llegaron al Uruguay y a la región, principal productora mundial de soja, con el consiguiente impacto negativo en los precios. Éstos habían subido con la falta de lluvias previa y ahora la tendencia es a la inversa, pero el retroceso es parcial: los precios siguen estando en niveles muy buenos, lo que alienta –ahora con agua en las chacras- a seguir sembrando. Para los maíces de primera, tempranos, el agua cayó como oro para apuntalar los cultivos de cara a la floración (clave para el rendimiento).