Agricultura

El costo de los insumos continúa tendencia alcista

Fertilizantes y herbicidas más usados “están por las nubes”

Cultivos. Con la suba de los granos, algunos propietarios lograron subir rentas a los arrendatarios.

El costo de los insumos agrícolas sigue subiendo y pone en alerta a las empresas. A modo de referencia, el Ing. Agr. Alberto Cruces, responsable del área Insumos de Zambrano & Cía, hizo referencia a que los valores de los granos y demás productos están en buenos niveles, pero que los costos están “realmente por las nubes”.

Cruces señaló que sobre fines de 2020 y enero 2021 el glifosato costaba US$ 2,50 o US$ 2,60 y que hoy está por encima de los US$ 6 por litro. Asimismo recordó que un fertilizante costaba US$ 450 y hoy se arrima a US$ 800 por tonelada.

“La tendencia sigue siendo al alza, los precios son al día. Es difícil cotizar a largo o mediano plazo. Por lo menos, por ahora, se observa en el mercado un escenario de altísima volatilidad. Los costos de la reposición del los productos siguen para arriba”, indicó el referente del área de insumos de Zambrano & Cía.

Además de la pandemia, que es de los principales factores que impulsan la suba de los insumos, el mundo atraviesa problemas geopolíticos y climáticos en Europa y Asia. “Hay una serie de aspectos que hacen a la formación de precio”, detalló.

A su vez, comentó que el aparato contenedor costaba de US$ 1.000 a US$ 1.500, y que hoy vale US$ 10.000 o US$ 12.000. Los fletes y los barcos demoran más de lo normal. Los costos de los fletes han tenido un incremento nada menor. Pero lo que es más importante, hay dificultades con los fletes y eso complica todo el mercado.

Cruces explicó que en agroquímicos quien mueve la aguja es China -es generador de la mayor parte de los productos, pero también es propietario de una de las firmas más grandes de productos. “Es difícil manejar estas cosas con la incidencia del mercado que tiene China”, agregó Cruces.

Siembras. Consultado sobre el costo por hectárea frente a la siembra de invierno, Cruces explicó que “claramente va a tener un valor bastante superior al de la zafra pasada”, no solo por el valor del glifosato y el de los fertilizantes, sino porque también se desconoce el costo de la semilla y el de la energía y el de las rentas.

Cruces dijo que todavía no hay elementos, como el costo de la semilla y el valor del petróleo, que permitan evaluar cuánto costará plantar una hectárea de soja en la próxima zafra de cultivos de verano.

Explicó que “hay factor alcista en el costo de la hectárea sobre todo pensando en los arrendatarios, porque cuando comenzaron a subir los precios de los granos, algunos dueños de la tierra consiguieron aumentar las rentas. Ese es otro factor a tener en cuenta”, alertó.

Mirando el costo de los fertilizantes y los glifosatos, la siembra tendrá un costo superior al ser comparada con las dos últimas de verano.

Cruces recordó que tanto las zafras de invierno como de verano, se hicieron con los costos de insumos por debajo de los promedios de los últimos años. “Hoy la situación cambió drásticamente por el precio de los fertilizantes y los agroquímicos, básicamente”, dijo el asesor.
A nivel de pradera, dijo que hubo alguna dificultad con el abastecimiento y algunas semillas subieron frente a los años anteriores.