Agricultura / agro

Ante la aparición de langostas MGAP aseguró que no se han registrado daños a cultivos

No se trata del mismo insecto que afectó distintas zonas de la región cercanas a nuestro país, en julio de 2020
Debido a consultas recibidas en las últimas horas ante el avistamiento de langostas en diversas zonas del territorio nacional, expertos de la Dirección General de Servicios Agrícolas del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) informaron que se trata de la especie Chromacris speciosa, la cual no suele ocasionar daños a cultivos o son de escasa magnitud.
Por lo tanto, no se trata del mismo insecto que afectó distintas zonas de la región cercanas a nuestro país, en julio de 2020.
Las ninfas de la Chromacris speciosa, de color negro y rojo, se mueven en grupos de unos 50 individuos. Los adultos, verdes y amarillos con alas marrones, pueden también permanecer en grupos.
Técnicos de la DGSA responderán dudas o consultas a través de [email protected]
Sobre la Chromacris speciosa. ​Es una langosta o tucura nativa de la Familia Romaleidae que se encuentra distribuida en todo el territorio nacional.

Los adultos tienen el cuerpo verde oscuro con manchas amarillas a amarillo-rojizas, con el primer par de alas son de color verde oscuras a amarronadas y el segundo par de alas de color anaranjado-rojizo. Las ninfas son de color negro con manchas rojas en todo el cuerpo.

Como todas las langostas, tienen metamorfosis gradual por lo que completan su ciclo a través de tres estados: huevo, ninfa y adultos. En esta especie, las ninfas emergen en octubre- noviembre, tienen 6 estadios ninfales (que se diferencian por tamaño). Los adultos son observados desde finales de diciembre hasta abril. Las hembras depositan una masa o grupo (de entre 50 y 70) de huevos en el suelo; los que permanecerán todo el invierno hasta que nazcan las ninfas en la primavera. Las ninfas de la misma masa de huevos, al nacer, presentan un comportamiento gregario (marchan todas juntas) pero suelen ser muy llamativas para quien las encuentra.

La especie se encuentra normalmente alimentándose sobre dicotiledóneas silvestres, pero tienen una marcada preferencia por las solanáceas como por ejemplo Solanum sisymbrifolium o revienta caballo, la papa y el tomate. A pesar de que se alimenta de plantas de diferentes familias es una especie de importancia económica menor ya que son muy ocasionales los ataques a cultivos y los daños son de escasa magnitud.

Chromacris speciosa es una especie nativa que habitan nuestras praderas, que no deben ser confundida con «la langosta» (Schistocerca cancellata) de hábitos gregarios o migratorios que ha llegado históricamente a nuestro país en grandes mangas proveniente del norte de Argentina y que recientemente en julio fue controlada en la Provincia de Entre Ríos a escasos kilómetros de nuestra frontera.