tributos

Contribución Inmobiliaria “es un retroceso, una desinversión y desintensificación de la producción”

“No sé qué realidad viven quienes promovieron el aumento en la Contribución Inmobiliaria Rural”, cuestionó Ricardo Reilly.

Vázquez con Reilly

“Los distintos actores políticos se pasan la pelota y nadie se hace responsable”, Ricardo Reilly | Rurales – El País.

El presidente de la Asociación Rural del Uruguay dijo en Inicio de Jornada por radio Carve que de la forma que fue hecha esta aprobación es una “falta de responsabilidad asombrosa”. En los momentos difíciles donde se precisa un mensaje auspicioso, no hacen más que ponerle un “freno de mano a la inversión productiva y las grandes transformaciones de los últimos 10 o 15 años”, aseguró.

El aumento de la Contribución Inmobiliaria, del Patrimonio y de Primaria, más otros costos formidables, nos dejan afuera de la competencia internacional, garantizó Reilly. “Habría que ver qué se pretende: si seguir desacelerando la inversión productiva y los efectos multiplicadores del campo o del contrario dar una señal de estímulo en momentos desafiantes”, añadió.

Durante la exposición del Prado los directivos de ARU dialogaron con todos los integrantes del gobierno que pasaron por el predio de la Rural. “Siempre quedó la incertidumbre de saber quién era el promotor de la contribución inmobiliaria, y se nos dijo que había sido una negociación entre intendentes y la OPP”, indicó.

Es importante destacar que el dinero a las intendencias siempre estuvo disponible, ya que Rentas Generales se encargaría de las partidas. “Hay que preguntarse por qué las intendencias no cumplen con los planes de ejecución de obras de caminería rural. ¿A dónde va ese dinero?”, cuestionó el presidente de la gremial.

Según Ricardo Reilly, “los distintos actores políticos se pasan la pelota y nadie se hace responsable. (…) Todos son responsables, desde el que promueve la Contribución Inmobiliaria, el que la apoya, hasta el señor que sentado en un sillón levanta la mano para aprobar este tipo de carga fiscal al sector agropecuario en uno de los peores momentos en los últimos 15 años”.

No hay lecturas responsables del momento que está pasando el país, de la mano de una economía internacional y regional muy compleja, reafirmó. “No podemos seguir haciéndonos trampas al solitario, o potenciamos al sector productivo o lo retrocedemos”, agregó.

De acuerdo a sus cálculos, por cada dólar que no ingresa al sistema, son seis dólares menos a nivel nacional, debido a los efectos multiplicadores que genera el campo.  “No vemos la importancia que es preservar los niveles de productividad alcanzados. Es un retroceso, una desinversión y volver a desintensificar la producción”, sentenció.

Este incremento no solo afectará a los productores agropecuarios, también a servicios, transportistas y comercio, advirtió Reilly. “Es necesario hacer un llamado a la eficiencia, gestión, a la buena administración y responsabilidad del manejo que surgen del trabajo de todos los uruguayos”.

Rurales EL PAIS