Transporte

Paro en frigoríficos “pega muy fuerte” en el transporte de hacienda

Se desarrolló en una época fundamental donde el transportista intenta hacer caja, aseguró la presidente de la Asociación Uruguaya de Transportistas de Hacienda.

Camiones con novillos parados en la rambla portuaria por paro de aduaneros en el Puerto de Montevideo, ganado vacuno, novillos, nd 20081001, foto Flores, Archivo El País

El conflicto que azota al sector cárnico no afecta únicamente a las plantas, a los trabajadores y a los productores, sino que también se extiende al sector del transporte de ganado. Si bien es claro que todos tienen algo que perder y que esta situación no es favorable para nadie, el transporte se ve “realmente afectado con estos movimientos”.

Gabriela Lombardo, presidente de la Asociación Uruguaya de Transportistas de Hacienda (Autha), aseguró a Rurales El País que “lamentablemente” los paros en la industria de la carne, que suman 72 horas sin actividad, significan una “piedra más en el camino” para los transportistas.

Sostuvo que el conflicto se desarrolló en una época del año fundamental, la zafra ganadera, donde el transportista intenta hacer caja para cumplir con obligaciones necesarios: pago de seguros, patentes, renovación de flota. “Cada flete que una empresa pierde es una condicionante importante” cuando los costos “son muy elevados para el sector”, agregó Lombardo.

La gremialista entiende que el transporte de carga debe asumir costos altos que hacen “casi imposible” la rentabilidad de la empresa y hoy el rubro ha “quedado olvidado en la cadena”, aseveró. “La venimos remando hace mucho tiempo y no se ve una mejor de la situación a mediano plazo”, estimó. El conflicto industrial “pega muy fuerte”, cerró.

Escuche a Gabriela Lombardo:

Rurales EL PAIS