Sin categoría

Colonización aprobó pagar US$ 800.000, el doble del valor, por dos salas de ordeñe

Una sala de esas características cotiza entre US$ 120.000 y US$ 170.000 en el mercado, aseguró Rodrigo Herrero, director del INC por el Partido Nacional.

GANADO VACUNO TOMANDO AGUA EN BATEA, GANADO HOLANDO. INES GUIMARAENS

El Instituto Nacional de Colonización (INC) aprobó por unanimidad de sus directores el pago de US$ 800.000 por dos salas de ordeñe de doce unidades cada una en un campo de 1.450 hectáreas índice coneat 200 que adjudicó a once familias productoras, confirmó a Rurales El País Rodrigo Herrero, director del INC por el Partido Nacional que también participó de la votación.

Herrero aseguró que el campo fue comprado en 2011 bajo la presidencia del instituto de Andrés Berterreche con el objetivo de instalar este grupo de familias que cuentan con unas 210 vacas en el predio. Contó que el plano fue elaborado por una mesa de trabajo integrada por Colonización, Mevir y el Instituto Nacional de la Leche (INALE), y el costo del mismo era de US$ 400.000 por sala y se propusieron hacer diez construcciones de este porte.

“Me generó asombro porque me pareció un disparate ese costo”, señaló el director del INC, quien comentó que hizo las averiguaciones necesarias y comunicó al directorio que una sala de esas características cotiza entre US$ 120.000 y US$ 170.000 en el mercado. De todos modos, explicó que “si cualquier constructor ve los planos y pasa un presupuesto, es muy similar al aprobado porque es una obra como pocas en Uruguay”.

Consultado de por qué votó a favor de aprobar el proyecto, Rodrigo Herrero dijo que se acordó avanzar en esas dos salas, que están próximas a ser inauguradas, siempre y cuando se revean los otros ocho proyectos que se estaban manejando para instalar en otras zonas. “Estuve en la colonia y quise suspender la construcción pero había cinco familias esperando hace dos años para comenzar con la producción”, mencionó.

El director de Colonización por el Partido Nacional afirmó tener claro que “estoy manejando recursos públicos” pero “significó una negociación para todos lados, a sabiendas del costo que podía tener la construcción del mismo, para aprobar la ejecución”.  

Escuche a Rodrigo Herrero:

Rurales EL PAIS