Sequía

Plan Agropecuario pidió ajustar cargas antes de suplementación

MGAP advirtió que hay varios predios con mucho ganado en el campo.

DSC_3166

Los productores siguen sacando ganado a la calle, pese a que todavía no está autorizado. Foto: Daniel Rojas.

 

El Instituto Plan Agropecuario (IPA) aclaró que toda medida de suplementación del rodeo frente al déficit hídrico en los cinco departamentos que abarca la Emergencia Agropecuaria, deberá ser precedida de un ajuste de la carga animal por predio.
Esta semana, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, basándose en información del Sistema Nacional de Información Agropecuaria (SNIA), aseguró que hay varios predios en los cinco departamentos (Cerro Largo, Treinta y Tres, Maldonado, Rocha y Lavalleja) que comprenden la declaratoria de Emergencia Agropecuaria, que están con cargas altas. Es por eso que las medidas de asistencia del gobierno abarcan a productores familiares -menos de 500 hectáreas Coneat 100- que estén con cargas ganaderas de entre 0,8 y 1 Unidad Ganadera por hectárea, además de exigírsele el diagnóstico de gestación del rodeo para que el productor pueda darle prioridad a las categorías que más lo necesitan.
A través de un trabajo técnico, el IPA -una de las instituciones que está apoyando al MGAP con las medidas de asistencia- dijo que como primera medida para disminuir o adecuar los requerimientos, “los sistemas deberán ajustar la carga, para lo cual hoy podemos hablar de dos posibilidades. La primera se refiere a la venta de aquel ganado que es vendible y no afectará en gran medida el funcionamiento del sistema de producción”. A la vez, los productores también tienen la opción de “sacar los animales a pastoreo o usar el régimen de capitalización ya que puede existir heterogeneidad de situaciones en una misma zona”.
Luego de ajustada la carga entre las medidas de manejo para reducir los requerimientos nutricionales de los animales, la medida más importante “es el destete definitivo, lo que ayudará de manera importante, especialmente a los vientres preñados”. La meta es asignar el forraje “en base a una priorización de las distintas categorías, aquellas que tengan mayores requerimientos se les deberán proporcionar los mejores potreros y pasturas”. Entre las categorías a priorizar y en línea con la planificación del MGAP, “es conveniente realizar cuanto antes el diagnóstico de gestación para brindar la mejor pastura a las vacas preñadas. Dentro de esta categoría se debe priorizar las de primera preñez y las vacas multíparas con preñeces grandes y aquellas con menor condición corporal”. El IPA también recordó que otras categorías a priorizar “son las recrías de hembras, con el fin que la máquina de producción de los criadores tenga las mejores condiciones. Dentro de las medidas de manejo para aumentar la cantidad de alimento, una de las más rápidas y efectivas es la suplementación”, pero la institución volvió a remarcar que esta tecnología “se recomienda luego de instrumentar el ajuste de carga animal necesario y las medidas de manejo animal recomendadas. La suplementación se debe planificar teniendo en cuenta la disponibilidad de pasturas y los requerimientos de las distintas categorías teniendo como principal objetivo mantener estado o minimizar pérdidas en animales adultos, especialmente vacas preñadas y asegurar un desarrollo aceptable en las categorías jóvenes”.
El Instituto Plan Agropecuario recordó que se está frente a una situación de déficit forrajero de cara al invierno, por lo que “se deberá realizar un constante monitoreo de la situación forrajera y de los animales”.
En ese sentido, se recuerda que “la utilización de la escala de condición corporal y la medición de la altura de pasto son dos medidas de fácil relevamiento y utilización y ofrecen una acabada información sobre la situación en la que se está parado. Condiciones corporales menores a 3 y alturas de pasto inferiores a 3 centímetros configuran situaciones de crisis, ante las cuales se deben tomar medidas con relativa urgencia para evitar llegar a límites sin retorno y que finalmente terminen en la muerte de animales”. La próxima semana se producirá la primera reunión entre el MGAP y las gremiales de productores de las zonas afectadas que distribuirán las raciones a los afectados y recabarán la demanda en cada predio.

 

Rurales EL PAIS