Cooperativas / Sequía

El impacto de la sequía será fuerte según Vice Ministro Benech

DSC_0067

Plan para cooperativas. Foto: Difusión MGAP

 

El Ministerio de Ganadería presentó ayer -en conjunto con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP)- el proyecto “Desarrollo competitivo de organizaciones colectivas agrarias/agroindustriales consolidadas”.
En el evento, el director de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa), Mario Mondelli, señaló que tiene como uno de los objetivos el desarrollo competitivo de las organizaciones colectivas con énfasis en aquellas que están consolidadas y que tienen capacidad empresarial, cierta dinámica de negocios, nivel de facturación y una estructura que les permite proyectarse en el diseño de estrategias de crecimiento.
Con el proyecto, según Mondelli, se buscará identificar estrategias para la mejora de la eficiencia de esas organizaciones agrarias. Señaló que de 124 organizaciones colectivas agrarias, se identificaron 32 con las características señaladas. También se intentará identificar lineamientos de políticas públicas y privadas y estrategias para el desarrollo de esas organizaciones. El emprendimiento cuenta con el apoyo de las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF).
El ministro interino de Ganadería, Enzo Benech, señaló durante la conferencia que “como gobierno precisamos un sistema cooperativo fuerte. Hay empresas grandes que llegan y se van. Las cooperativas no”.

Seca.

El jerarca también se refirió a la sequía y adelantó que tendrá un impacto fuerte aunque no lo pudo cuantificar. “Impacto va a tener por varios motivos, pero va a ser fuerte porque es una seca de otoño con baja de precios. La seca de otoño no tiene vuelta porque nos faltan las pasturas del invierno, pero además los productores no sólo gastan las reservas que guardan sino que tienen que usar más y cuando van a vender se encuentran con precios bajos”, expresó Benech.
A su vez, el ministro interino indicó que la cartera ya está entregando las raciones prometidas a los productores que fueron dañados por la escasez de lluvias.

Rurales EL PAIS