Sanidad

Sudamérica alerta por fiebre aftosa en Colombia

Foco involucra a 136 bovinos, en zona con vacunación de Arauca.

Vacunación. Foto figueredo

Colombia notificó a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) el primer foco de fiebre aftosa desde 2009, cuando fue reconocido por este organismo como país libre de la enfermedad con vacunación.

El foco habría comenzado el domingo 11 y se constataron 7 animales enfermos sobre una población en el establecimiento de 136 cabezas. Se trata de ganado de carne, fundamentalmente de vacas de entre 2 y 3 años de edad; el foco se registró en la localidad de Arauca.

Las autoridades del Instituto Colombiano Agropecuario informaron a la OIE que comprobaron por pruebas de laboratorio que el foco fue causado por virus O, en una zona donde existe una cobertura de vacunación considerada alta y que incluso el predio afectado está con la vacunación vigente contra la enfermedad. Aún se desconoce el origen del foco.

El ministro de Agricultura de Colombia, Aurelio Iragorri, afirmó que el foco está localizado únicamente en Tamé, en el municipio de Araurca, buscando paliar el impacto del caso sobre la exportación de carne colombiana, en el marco de un sector ganadero que venía creciendo.

A través de un comunicado, las autoridades sanitarias de Colombia exhortaron a los productores pecuarios que acaten las medidas para el control de la fiebre aftosa y pide que trabajen articuladamente con las autoridades, notificando las sospechas de animales con síntomas compatibles con la fiebre aftosa.

Colombia tuvo su primer caso de aftosa en 1950 y en ese entonces, el origen de la enfermedad fue Venezuela, país que en los últimos años estaba teniendo problemas con la enfermedad y del que no se tiene información sanitaria de situación actualizada.

Incluso, los países del Comité Veterinario Permanente (CVP) que integran Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, Paraguay y Bolivia, se comprometieron a ayudar a Venezuela para instrumentar y aplicar un sistema de vacunación que asegure un buen combate de la aftosa y así dejar que su sanidad no represente un riesgo para todo el Cono Sur sudamericano. Sin embargo, esa cooperación técnica no se concretó.

Sudamérica venía trabajando fuerte con la meta de erradicar la fiebre aftosa en 2020 a través de un programa específico que se impulsa a través de la Comisión Sudamericana de Fiebre Aftosa (Cosalfa), integrada por 13 países sudamericanos y que facilita el avance gradual.

Rurales EL PAIS