Sanidad

Paysandú vacunará obligatoriamente contra la brucelosis

MGAP también confirmó cambio en períodos de inmunización contra aftosa de febrero y mayo.

SEQUIA EN SALTO, NOVILLOS FLACOS, GANADO FLACO, VACUNACION, 20060422

Pablo Antúnez

Finalmente las autoridades sanitarias del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, anunciaron ayer en Paysandú la vacunación obligatoria y revacunación  de las terneras, vaquillonas y vacas vacías del departamento, contra brucelosis bovina. La medida es por tiempo indeterminado hasta evaluar nuevamente la prevalencia de la enfermedad en el departamento.

En paralelo, también se confirmó el cambio de fecha para los períodos de vacunación contra fiebre aftosa que antes eran en febrero y mayo.

El de febrero pasó para el 15 de marzo y el restante se trasladó del 15 de mayo al 15 de junio. Se conserva la separación de 60 días entre ambos períodos.

Otro cambio sustancial y para eso se espera la resolución de la Dirección General de Servicios Ganaderos (MGAP), es que la vacuna contra la aftosa comenzará a aplicarse subcutánea y no intramuscular, para evitar abscesos y problemas de rechazos en los mercados cárnicos.

Meses atrás, varios contenedores con carne vacuna uruguaya fueron rechazados en Estados Unidos por la detección de abscesos.

Hacia el futuro, las dosis que inmunizan el ganado contra fiebre aftosa tendrán dos centímetros —así lo establecerá el MGAP en futuros pliegos de compra de la vacuna— y no tres, pero se exigirá, a la vez, un nivel máximo de saponina (adyuvante) para evitar los abscesos tras su aplicación.

Todos estos cambios fueron confirmados a El País por Lauro Artía, presidente del Centro Médico Veterinario de Paysandú (CMVP), tras celebrarse la última reunión anual de la Comisión Nacional Honoraria de Salud Animal (Cohasa), donde también participaron las Comisiones Departamentales de Salud Animal de Salto y de Río Negro. En esos departamentos también hay problemas con la brucelosis, pero la vacunación obligatoria es sólo para Paysandú, buscando evitar la dispersión de los focos.

Tanto el cambio de fecha para los dos primeros períodos de vacunación contra fiebre aftosa —apuntando a zafar del calor y buscando disminuir cualquier riesgo con la inmunidad—, como la inmunización obligatoria de todas las terneras, vaquillonas y vacas vacías de Paysandú, fueron elevados al MGAP por el Centro Médico Veterinario local.

“La reunión fue sumamente positiva”, afirmó Artía.

Brucelosis. Respecto a la brucelosis, que le pegó duro a Paysandú, Artía recordó que “se  cerraron algunos focos, aparecieron otros, pero se ve estabilidad. En Paysandú hay 56 focos, 31 son abiertos este año y dentro de los 90 focos nuevos que hay este año en Uruguay, 31 están ubicados en Paysandú”, dijo el veterinario.

Más allá de que la cantidad de focos asuste, según el presidente del Centro Médico Veterinario de Paysandú, “la cantidad de animales positivos dentro de la cantidad de muestras remitidas es de 0,04%. La prevalencia es baja y viene bajando del 1% en que estuvo durante mucho tiempo. Si bien hay mucha cantidad de focos este año y están dispersos, muchos son establecimientos con muchos animales pero con muy poquitos positivos”.

El surgimiento de esos establecimientos grandes  hizo que el área de foco y perifoco se diseminara en gran parte del departamento —por eso la medida de vacunar obligatoriamente—,  “pero no es cantidad de animales positivos el problema”, afirmó Artía. Para el especialista, lo más importante es que los sistemas de vigilancia están funcionando. “Dentro de toda la cantidad de focos detectados, hay focos por aborto a partir de diagnósticos de la profesión veterinaria, otros a nivel de frigorífico y de muestreo de predios por movimiento”, dijo.

 

Rurales EL PAIS