Sanidad

MGAP registra menos casos de sarna ovina

La enfermedad se ve más cuando empieza la esquila preparto.

BLOOMBERG NEWS – PENDLETON SHEEP – F – Part of a flock of Rambouillet sheep move along at the Cunningham Ranch, in Oregon, Wednesday, May 30, 2007. Their wool is used for the production of apparel and blankets made by Pendleton Woolen Mills. Photographer: Stephen Hilger/Bloomberg News. PENDLETON SHEEP – CUNNINGHAM RANCH – OR – USA – STEPHEN HILGER – SH, OVEJAS, CORDEROS , REBAÑO

Pablo Antúnez

La sarna y el piojo ovino son enfermedades de invierno y comienzan a verse con mayor frecuencia a partir de las esquilas preparto. Técnicos y productores están preocupados porque parece tener mayor incidencia este año frente a los anteriores, pero la realidad es que los números oficiales muestran un descenso en la cantidad de casos.

El titular de la División Sanidad Animal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos Fuellis dijo a El País que entre el 1° de enero hasta el pasado jueves 27 de julio, se llevan registrados 20 ocurrencias de las cuales persisten 18 focos activos y dos fueron cerrados, cuando a igual fecha del año pasado había 29 ocurrencias y en 2015 había 47 casos.

A los casos de sarna ovina hay que sumarle 18 focos de piojo hasta la misma fecha de la comparación anterior, adelantó el jerarca, según los números oficiales.

Fuellis explicó que “la diferencia entre ocurrencia y foco radica en que en el primero de los casos, el predio está en saneamiento -los animales están bajo baño o tratamiento por inyectables-“, mientras que en el caso del foco “está abierto o cerrado, pero la enfermedad ya apareció”.

Los departamentos más complicados con la sarna ovina, que tiene mayor peso que el piojo, son hoy “Tacuarembó (con seis casos), Salto y Paysandú”. En todos los casos son departamentos donde el ovino tiene mayor presencia, al tiempo que Fuellis aseguró que “en el resto del país no hay un número de casos significativo”.

Puede darse que haya casos de sarna que no sean denunciados por los productores, porque la denuncia implica la interdicción del establecimiento afectado por un período de 90 días, pero también implica la aplicación de dos tratamientos sobre la majada con una diferencia de 10 días.

El titular de la División Sanidad Animal explicó que “están autorizados los baños por inmersión y la aplicación de tratamientos inyectables” al momento de atacar el problema, para contemplar el estado de la majada y la época del año o si está con el vellón entero o esquilada.

Desde la óptica de Fuellis, para erradicar la sarna “lo más conveniente son los baños por inmersión. Cuando la encontramos en esta época del año, se aplica un tratamiento inyectable y luego en noviembre o diciembre se utiliza el baño de inmersión”, explicó.

MEDIDAS. A su vez, el asesor del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y catedrático de Facultad de Veterinaria, Dr. Jorge Bonino Morlán, recordó que al momento de la esquila pre parto “hay que aplicar medidas pos esquila que sirvan para controlar el piojo, que está bastante extendido. Siempre hay que tratar la totalidad de los animales y concertar con los vecinos para que hagan el tratamiento en el corto plazo para combatir el problema”. De nada sirve el tratamiento individual si vuelven a surgir casos porque los vecinos no tratan sus majadas contra la enfermedad.

Bonino Morlán pidió a los productores que estén atentos para detectar tempranamente sarna ovina y aseguró que “es una enfermedad muy fácil de controlar y erradicar” y se mostró preocupado porque, “también se está presentando bastante. Hay que cuidar las ovejas y hacer tratamientos coordinados para conseguir mejores resultados y avanzar”, agregó Bonino Morlán.

Rurales EL PAIS