Sanidad

Investigadores aíslan 21 cepa de leptospiras locales

Proyecto apunta a formular nuevas vacunas contra la enfermedad junto a  tres laboratorios locales

Conferencia MGAP.

Conferencia MGAP.

Pablo Antúnez

Un equipo multidisciplinario e interinstitucional de investigadores logró identificar, diagnosticar y aislar 21 cepas de leptospira patógena,   a partir de muestras biológicas recogidas del campo y en frigorífico, pero hay varios cultivos cepas en curso.

Los investigadores encontraron algunas variedades que no están incluidas en las vacunas que hoy se disponen en el mercado y que se aplican sobre el rodeo bovino, tanto de carne como de leche y para combatir y controlar esta enfermedad —sobre la que no hay una evaluación de daños económicos— deberían estar.

En el marco de una conferencia de prensa en la sede del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, los investigadores mostraron que entre 10% y 20% de 700 bovinos   analizados hasta ahora presentaron leptospiras patógenas en la orina. La leptospirosis es causada por una bacteria, es una zoonosis (se transmite al hombre) y provoca mortandad y abortos en el ganado. El proyecto de referencia: “Creación y caracterización de un banco de cepas de leptospira Spp. aisladas de casos de leptospirosis bovina en Uruguay”, es financiado por la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), incluyéndose investigadores de la Dilave “Miguel C. Rubino” (MGAP), Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), Instituto de Higiene (Facultad de Medicina) e Instituto Pasteur Montevideo. A su vez, están participando y apoyando en la investigación científicos de Francia, Brasil y también de Nueva Zelanda, a través de la Universidad de Massey.

La meta es conocer y aislar las variantes de cepas de leptospiras que están circulando en Uruguay, ver su potencial   y detectar cuáles resultan valiosas para la formulación de nuevas vacunas. La industria elaboradora de vacunas y específicos veterinarios está participando a través de  los laboratorios Prondil, Virbac Uruguay y Microsules.

El objetivo  del proyecto es crear un banco de cepas de letpospira tangible, protocolizado con estándares de calidad internacional, porque es muy valioso contar con las cepas que Uruguay tiene y poder hacer un seguimiento, explicaron los investigadores.

Sueño. Para el Dr. Franklin Riet, director de la Plataforma de Salud Animal del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, el proyecto inter institucional y multidisciplinario que se viene desarrollando, “es el sueño de todo investigador. Cualquier investigador del mundo entero desea formar parte de un proyecto de estas características, generando conocimiento de nivel internacional y  con formación de recursos humanos. Formar recursos humanos es fundamental”, afirmó Riet.

A su vez, consideró que  “la otra gran ventaja es que este proyecto trabaja con la industria elaboradora de vacunas. Las empresas están creyendo en la propuesta e invirtiendo en eso”. Riet consideró que “los proyectos son para toda la vida. Vamos a generar conocimiento para medicina y para veterinaria”, destacó.

Laboratorios. A su vez, entre el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria y el Instituto Pasteur se fundó una unidad mixta, con personal de ambas instituciones, que ya tiene hoy un laboratorio en el Instituto Pasteur, pero la idea es que sea más extensivo y que puedan haber laboratorios localizados fuera del instituto en los centros que tiene INIA alrededor del país, para fortalecer la investigación y generar más conocimiento, para así alcanzar resultados de impacto a nivel nacional.

Por otro lado, la Dirección de Laboratorio Veterinario “Miguel C. Rubino” tiene proyectos de investigación con el Instituto Pasteur en tuberculosis y con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA)  en enfermedades reproductivas. También posee otro proyecto  con el Instituto de Higiene (Facultad de Medicina) focalizado en inocuidad de alimentos y Escherichia coli, una bacteria asociada a la carne que preocupa mucho en países como Estados Unidos y la Unión Europea. “Este ejemplo de alianza fue una de las mejores formas de ver cómo trabajar en forma interinstitucional. Es fundamental que los laboratorios que elaboran las vacunas puedan tener cepas que son aisladas en Uruguay. Eso significará un paso muy importante”, afirmó el director de la Dilave “Miguel C. Rubino”, Dr. Álvaro Núñez.

Rurales EL PAIS