Sanidad

Experta de EE.UU. mostró avances contra E. Coli

Bacterias que causan infección alimentaria desvelan al mundo.

Ganado Vacuno

Pablo Antúnez

La Escherichia Coli y las denominadas Shiga toxinas en los sistemas productivos de carne, cobran cada vez más importancia en el mundo, porque pueden convertirse en una barrera para arancelaria.

Por eso, la experta del Departamento de Diagnóstico de Medicina y Patología del Colegio Veterinario de la Universidad de Kansas (EE.UU.), Natalia Cernicchiaro, aseguró en el marco de las XLIV Jornadas Uruguayas de Buiatría que “la viabilidad y el éxito de la implementación de las medidas de mitigación para la producción de carne segura, dependen del trabajo conjunto de productores, industria, veterinarios, servicios oficiales y otros expertos en alimentos y medicina”.

Cernicchiaro reconoció que “los desafíos que la industria cárnica enfrenta son vastos y complejos, incluyendo las consideraciones biológicas, epidemiológicas y ecológicas de estos patógenos, evaluación de costos y beneficios, responsabilidad económica, así como las prioridades sanitarias del momento y región”. Las bacterias están en el tracto intestinal del bovino, salen en la materia fecal, contaminan el cuero y luego la carne en el proceso de faena por una mala manipulación.

Cernicchiaro mostró como algunas cepas de E. Coli se asociaron al ganado producido en corrales, pero también aparecieron en animales producidos sobre pasturas. De las 23.000 enfermedades adquiridas domésticamente, cerca de 176.000 son transmitidas por alimentos. Se le atribuyen 2.409 hospitalizaciones y 20 muertes a este tipo de bacterias en Estados Unidos.

En su disertación, la experta mostró que un ensayo de campo indicó que la vacuna disponible en el mercado redujo significativamente la presencia de E. Coli 0157 en comparación con animales no vacunados. “Diferentes tecnologías fueron evaluadas, pero muy pocas han mostrado eficacia a través de la generación de datos de campo o datos comerciales”, dijo Cernicchiaro. El uso de antibióticos ha sido rechazado por la industria debido a los problemas de algunas bacterias resistentes que preocupan el mundo.

Rurales EL PAIS