Sanidad

Aguerre destacó avance sanitario y comercial logrado por Uruguay

Homenajearon a Francisco Muzio y asumió Eduardo Barre en los Servicios Ganaderos.


Pablo Antúnez

El ministro Tabaré Aguerre anunció ayer que compatibilizará el sistema informático de sanidad animal que tiene su secretaría de Estado con el control informático de los veterinarios acreditados para las campañas sanitarias o certificaciones, de tal modo que Uruguay pueda mostrar a las misiones sanitarias documentación en tiempo real de lo que está haciendo.

Aguerre participó ayer de la asunción del nuevo titular de la Dirección General de Servicios Ganaderos, Eduardo Barre y del homenaje a Francisco Muzio que dejó esa repartición sanitaria tras 12 años de gestión y luego de más de 40 años en la secretaría de Estado. El ministro elogió el trabajo de Muzio y su equipo, a la vez de remarcar  que “controles sanitarios creíbles permiten conquistar los mejores mercados”.  En los últimos 12 años Uruguay conquistó 28 nuevos destinos para sus productos de origen animal y sus animales vivos, gracias al fortalecimiento de su equipo veterinario y al trabajo mancomunado entre el sector público y el privado.

Aguerre defendió también la trazabilidad. “Algún trasnochado duda que sirve para diferenciarse. Ninguno de los que comercializa carne o es productor duda de la trazabilidad como herramienta que permite mejorar la credibilidad que nuestro sistema sanitario tiene”. El ministro consideró que el gran desafío para Uruguay es mejorar la combinación de productos y los precios, utilizando como fortalezas su sistema de producción, la genética y la calidad de sus producciones.

El acto de cambio de autoridades contó con la presencia de los ex ministros de Ganadería, José Mujica y Ernesto Agazzi, así como un gran número de veterinarios, investigadores y funcionarios que se acercaron para despedir a Francisco Muzio y apoyar a su sustituto Eduardo Barre.

El ministro le regaló a Muzio un parrillerito, cuchillo y tabla, utensillos básicos para cualquier jubilado que le gusta tirar carne en la parrilla: “Me vas a invitar ¿no?”, bromeó.

Despedida. A su vez, Muzio dijo que dejar el MGAP tras más de 40 años de servicio -fue el único director general con 12 años en el mismo cargo- “es un momento difícil”.

Antes de irse reconoció que con todos los ministros con que le tocó trabajar “se mantuvo la independencia técnica por sobre las decisiones políticas” y consideró que eso fue clave para que Uruguay lograra los avances sanitarios y comerciales actuales. “Me voy sintiendo que fui útil a la sociedad. Me voy con la tranquilidad de que el equipo formado queda”, dijo emocionado entre los aplausos de  la enorme concurrencia.

Rurales EL PAIS