Remates / Zafra de toros

“Las Anitas” de Alfonso vendió 78 toros Hereford a 4.316 dólares de promedio

El máximo valor fue por un toro astado, vendido en US$ 21.000, adquirido por Martín Goñi y además comercializó una ternera en US$ 20.200, comprada por el criador brasileño Gedeao Pereira.

REMATES en DURAZNO hoy, Victor D. Rodriguez (7)

En Durazno, remataron Escritorio Dutra, Daniel Montero y Ramos y García. Foto: Víctor D. Rodríguez.

Pablo D. Mestre.
Gran Campeón mocho y astado de Expo Durazno.
Gran Campeón mocho y astado en el Congreso Mundial.
Gran Campeón mocho y astado en Expo Prado.
¿Faltaba algo más?
Sí, el premio del mercado.
Y también lo tuvo.
Ayer, en el local “Santa Berdardina” de la Sociedad Rural de Durazno, cabaña “Las Anitas” de Alfonso hizo un gran remate anual de su producción.
Bajo la conducción de Escritorio Dutra, Daniel Montero y Ramos y García se vendieron 78 (de los 80) toros a un valor promedio de US$ 4.309.
¿Falta algo más?
Claro. Mencionar que un reproductor astado se comercializó en US$ 21.000, adquirido por Martín Goñi.
Pero además se destacó la venta del 50% de una ternera mocha en US$ 10.100, elevando su cotización a US$ 20.200, comprada por el criador brasileño Gedeao Pereira, tras intensa puja con “San Gerardo”.
Esos fueron destaques de una tarde muy destacada.
Es que si se analiza el trámite de la subasta, recién en el vigésimo toro, el promedio bajó de US$ 6.000. Y 20 toros más tarde recién bajó de US$ 5.000. Siempre con mercado ágil y que pujó por cada uno de los toros, vendiéndose 78 en dos horas.
Fueron 66 toros PI con el máximo mencionado, mínimo de US$ 2.500 y promedio de US$ 4.423: 31 astados a US$ 4.394 y 35 mochos a US$ 4.449. Además los 12 toros Puros por cruza a un promedio de US$ 3.726, con máximo de US$ 4.500 y mínimo de 2.500: 2 astados a US$ 2.500 y 10 mochos a US$ 3.971.
No menos destaque tuvieron los vientres.
Se vendieron 25 vaquillonas de pedigree a US$ 1.442 de promedio, con máximo de US$ 2.300 y mínimo de US$ 900: 19 astadas a US$ 1.363 y 6 mochas a US$ 3.971. Y la mencionada ternera en US$ 20.200.
Entonces, además de todas las cocardas puestas por distintos jurados nacionales y extranjeros que marcan la vigencia de la genética desarrollada por la familia Alfonso desde hace 80 años, ayer les colocaron nuevamente la mejor distinción: la del mercado.

Rurales EL PAIS