Remates / Zafra de toros

Criadores de Senepol confían en el aporte de la raza al país

Pablo D. Mestre.
Una raza que llegó para quedarse. Y sumar…
En el establecimiento “El Cerro”, con un sistema agrícola ganadero, la ganadería siempre fue muy importante, aún cuando la agricultura tenía otra facturación, “pues siempre ha sido un sostén en épocas malas”, expresó Miguel Viganó.

1fb482ef-c0bd-4f60-b5a2-da532d1961f1

Unas 200 personas comprobaron las virtudes de la raza.

Destacó esa sinergia entre ganadería y agricultura y dijo que para afrontar el desafío del calentamiento global, “que ya no se discute su existencia”, desarrollaron el Senepol “una herramienta más para combatir el estrés calórico en la producción ganadera”.
Es que, según el principal de cabaña “El Cerro”, “todos tenemos que acompañar ese producto de carne uruguaya de calidad a nivel mundial”.
Explicó que Senepol aporta tanto como raza pura, pero también como raza cruzante con las británicas, “mejorando la performance productiva, especialmente en las zonas de más calor”.

LA HERRAMIENTA. El viernes, durante la jornada que reunió a unas 200 personas en el establecimiento “El Cerro”, se dieron a conocer aspectos de la investigación que se lleva a cabo en el cruzamiento de animales Senepol y Aberdeen Angus.
Mencionaron que ante la comprobación que en verano las ventas de ganado a corral disminuían, ante la caída de la conversión asociada al estrés calórico, pensaron solucionar el tema con genética.
Y ahí surge el Senepol. Una raza que posee resistencia al estrés calórico, que no pierde calidad de carne, y que tiene información con un respaldo internacional de la Sociedad de Criadores de la raza, dijo el asesor técnico de la cabaña, Ing. Álvaro Simeone.
Hasta el año de edad no se encontraron diferencias entre el Senepol y Angus. “Pero sí en el verano y en condiciones de pastoreo, donde Senepol tuvo una mayor ganancia de peso”, aseguró Simeone.
En el corral no se encontró mayor ganancia de peso, “pero sí una mejor conversión: ganan lo mismo, pero consumen menos, por lo que la conversión tendió a mejorar: de 9,2 kilos de materia seca por cada kilo de peso vivo, pasó a 8,2”.
En cuanto al trabajo que se realiza en “El Cerro”, las Angus coloradas comerciales se cruzan con Senepol. De ahí sale la F1. “Ese animal creció y se transformó en una hembra pronta para procrear y la volvimos a inseminar con Senepol”.
En la jornada se observaron vaquillonas FI Senangus, paridas con un ternero ¾. “Ese animal se volverá a inseminar con un Senepol y ahí obtendremos un 5/8, y luego en la cuarta generación tendremos un Senepol, que como el libro de pedigree está abierto, se inscribirán en el registro genealógico de la raza”, sostuvo Simeone.

EL REMATE. En el proceso de “El Cerro” para Senepol, actualmente están abocados en la promoción de la raza. Y para ello, con negocios cargo de Indarte y Cía., el mismo viernes se realizó el primer remate.

387fca8a-1fe3-4434-ae0f-926866d79d0d

A cargo de Indarte, los toros hicieron US$ 5.384 promedio

Y mejor no pudo ser.
Entre varios compradores, incluidos centros de genética, se dispersó todo, en forma sumamente ágil y con valores muy destacados.
El primer toro se vendió en US$ 12.000 (compró Gensur, tras intensa puja). Luego los reproductores hicieron promedio de US$ 5.384, con un precio piso de US$ 3.600.
Las vaquillonas Senepol de pedigree: 1.920, 1.320 y promedio de US$ 1.530.
Además, las 20 terneras Senangus de año, pesando 272 kilos se vendieron con gran agilidad, entre 800 y 760, promedio US$ 780. Y un lote de terneros se colocó al kilo; pesando 273 kilos, los 22 ejemplares se pagaron US$ 1,92.

EL APORTE. Tras la subasta, tanto Miguel Viganó, como los integrantes de Indarte y Cía., dijeron de su plena conformidad. Es que, además de la multitudinaria convocatoria, se dispersó la genética y a buenos valores. “Está bueno, pues queremos que el Senepol se acople y pueda hacer su aporte a la ganadería uruguaya”, dijo Viganó.

Rurales EL PAIS