Remates / Zafra de toros

Cambá Pytá: los 52 toros Angus a US$ 3.683; máximo de US$ 12.600

Destaque: 83 vientres de pedigree hicieron US$ 2.756 de promedio.

DSC_0086

Gerardo Zambrano, Mariel Romero, Carlos Arocena y Fernando Barrios. Foto: Gabriel Couto Sagas

 

Pablo D. Mestre. 
“Lo único permanente es el cambio”… La reiterada frase que le gusta decir a Gerardo Zambrano se ajusta perfecto a la realidad de “Cambá Pytá”.
Es que la cabaña de Mariel Romero, Fernando Barrios y familia este año modificó su estrategia comercial, no asistiendo a las exposiciones y sólo atendiendo a sus clientes en los remates.
O sea, cambió… Pero el éxito continuó…
Y eso se reflejó en la noche de ayer, en la Agropecuaria de Artigas donde, con ese clima festivo que contagia en la frontera, se vendió la totalidad de la oferta en una magnífica jornada de trabajo.
A cargo de Gerardo Zambrano y su equipo, con administración del banco Santander, en primer lugar se vendió la que, al decir de Mariel Romero, era la mayor oferta de vientres pedigree del Uruguay.
Y el mercado lo valoró.
Con mercado sumamente ágil y pujante por cada uno de los lotes se vendieron los 83 vientres pedigree a un valor promedio de US$ 2.756.
Fueron 4 vacas preñadas a US$ 4.440 de promedio, con máximo de US$ 4.680 (compró Laguna Llena) y mínimo de US$ 3.960. Además 12 terneras sin preñar a US$ 4.800 promedio, máximo de US$ 7.200 (compró La Paz, de Werthein) y mínimo de US$ 3.000. Y 67 vientres preñados: 4.560, 1.440 y 2.290.
Además se vendieron 9 vientres SA preñados a US$ 1.387. Y 19 vaquillonas a US$ 1.200 c/u.
Si buena fue la venta de vientres, aún faltaban venderse los afamados toros…
Comenzó a todo ritmo, con pujas de compradores presentes en el salón y otros siguiéndolo a través de CampoTV.
El primer tercio no bajó de los US$ 3.900, luego bajó al nivel de los US$ 3.600, pero la sorpresa llegó ya casi sobre el final del remate cuando el Dr. Gustavo Da Rosa pagó US$ 12.600 por un toro colorado “Remberto” (genética 100% de Cambá Pytá).
Y siguió así, creciendo hasta el final, haciendo, los 52 toros ofertados, un promedio de US$ 3.683, con el máximo mencionado y mínimo de US$ 2.760 (por el último toro en pista).
Entonces pues, venta total, buenos precios, clima de fiesta y conformidad generalizada… O sea, si lo único permanente es el cambio, éste le vino bien a “Cambá Pytá”, que continuó ganando en la pista más difícil…

Rurales EL PAIS