Remates / Zafra de toros

Cabaña “La Magdalena” vendió 151 toros ¡14 más de la oferta!

Los Hereford a US$ 3.100, los Angus a US$ 2.800, los Braford a US$ 2.997 y los Brangus a US$ 2.220.

LA MAGDALENA

En Salto remataron Roberto Bertsch y Correa y San Román.

Pablo D. Mestre.
“Señores se terminaron los toros Hereford, pero como un interesado quiere más le vamos a vender 8 a US$ 2.400 a levantar en la estancia…”. Señores, se terminaron los toros Angus, pero como un interesado le faltó comprar, le vamos a vender 6 a US$ 2.300 a levantar en la estancia…”.
Palabras más o menos, fue las que dijo el martillero Martín San Román ayer en la venta anual de cabaña “La Magdalena” de Los Tordos S en C., provocando el aplauso de los presentes por lo diferente de la situación.
Es que, además de los 137 toros que estuvieron en el local, y se vendieron en menos de tres horas, había compradores para seguir comprando…
Así, la cabaña de Otegui logró dispersar finalmente 151 toros Hereford, Angus, Braford y Brangus.
A cargo de escritorios Correa y San Román y Roberto Bertsch, en el local “Valentín” en Salto, otra característica de esta subasta, que no se realiza en una ciudad, sino en un local en medio del campo, se hizo presente un buen número de compradores. “Vinieron esos que nos acompañan siempre y vuelven, pero por suerte también algunos nuevos y eso nos deja más que conformes”, aseguró Diego Otegui a El País.
Con trámite sumamente ágil se fueron vendiendo los toros de las cuatro razas, con niveles parejos de precios, sin valores extremos para arriba, y con un mínimo de US$ 2.200.

LOS VALORES.

Los 83 toros Hereford hicieron promedio de US$ 3.100, con máximo de US$ 5.800 y mínimo de US$ 2.400.
Los 43 toros Angus se comercializaron a un promedio de US$ 2.800, con máximo de US$ 3.800 y mínimo de 2.300.
Y de “Santa María de la Buena Unión”, se comercializaron 15 toros Braford: 3.200, 2.300 y 2.997 y 10 toros Brangus: 2.250, 2.200 y 2.220.
También se dispersaron las 85 vaquillonas Hereford y Angus en torno a los US$ 530.

LAS SENSACIONES.

Tras la subasta, el martillero Martín San Román se manifestó sumamente conforme por cuanto se logró vender todo y más. “En mis años de rematador no había vivido una cosa así que incluso en este año tan errático en la venta de toros llama más la atención”, aseguró.
Operaron compradores “de prácticamente todo el país y eso es bueno”, agregó.

Rurales EL PAIS