políticas

Unión Europea amplió prórroga para uso de Glifosato

La Comisión Europea anunció la prórroga por un máximo de 18 meses de la autorización en la UE del polémico herbicida glifosato, a sólo horas de expirar la licencia y pese a la reticencia de algunos estados miembros.

Monsanto-GMO-777x437

BRUSELAS,  (AFP) – El ejecutivo europeo explicó en un comunicado haber “decidido prolongar la autorización del glifosato por un periodo limitado, hasta que la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas publique su dictamen, como muy tarde a finales de 2017”.

Bruselas justificó esta decisión por el rechazo de los estados miembros a “tomar responsabilidades” en el asunto. La decisión coincide con una cumbre en Bruselas sobre las consecuencias del Brexit, la salida del Reino Unido de la UE, que acapara toda la atención.

La Comisión decidió asumir la prórroga de la licencia, que expiraba el jueves, a falta de una mayoría cualificada entre los estados miembros.

Si no se tomaba una decisión antes del final del plazo, la sustancia, presente en los herbicidas, hubiese sido prohibida, trastornando el sistema de producción de las grandes explotaciones agropecuarias europeas.

“Estoy seguro que muchos calificarán [la decisión] como una victoria para nuestra industria”, comentó Graeme Taylor, portavoz de la asociación de productores europeos de productos fitosanitarios (ECPA), de la que forman parte compañías como Monsanto, Bayer, Dow, BASF o Syngenta.

Sin embargo la industria dice estar “decepcionada” ya que la Comisión planeaba en un primer momento renovar la licencia por 15 años.

Los representantes de los Veintiocho, reunidos varias veces en un comité técnico encargado de pronunciarse sobre la autorización de ciertas sustancias químicas, nunca han conseguido entenderse sobre este asunto.

Durante la última votación, el 24 de junio, y pese a una mayoría simple de países a favor (19) de renovar la autorización, la propuesta fue rechazada porque no se alcanzó el quórum en términos de población representada (52% frente al 65% requerido).

La abstención de siete países, Alemania, Italia, Portugal, Austria, Luxemburgo, Grecia y Bulgaria, bloqueó cualquier decisión. Francia, primera potencia agrícola europea, se abstuvo en las dos primeras votaciones y finalmente votó en contra el 24 de junio.

Rurales EL PAIS