Ovinos

Fuerte suba de la carne ovina en Estados Unidos

Uruguay espera pronta apertura para los cortes con hueso.

Corderos. En el ovino el partido fuerte se juega a nivel de cortes con hueso y faltan más mercados.

Pablo Antúnez. 
La carne ovina uruguaya podría capitalizar la suba de precios que se está generando en Estados Unidos (EE.UU.), principalmente para lomos, piernas y paleta, debido a la escasez de materia prima que está mostrando Australia, si la habilitación de EE.UU. para cortes con hueso se concretara a la brevedad.
En el ovino el partido fuerte se juega a nivel de cortes con hueso y hoy Uruguay está habilitado por el Departamento de Agricultura (USDA por sus siglas en inglés) para exportar cortes desosados y el volumen embarcado hacia ese mercado es pequeño. De todos modos, seguramente, la suba de precios, al menos parcialmente, también se refleje en los cortes desosados.
La habilitación del mercado estadounidense para carne ovina sin desosar se espera de un momento a otro y será para la producción de corderos aportados por el compartimento ovino de alta bioseguridad, impulsado por el sector privado, pero auditado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Esta herramienta, que está avalada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) e incluso -en el caso de Uruguay- auditada por el organismo, fue un ingenio uruguayo y es la primera vez que se aplica, a cielo abierto y en ovinos.
La producción de lomos y piernas ovinas desosadas de Uruguay se coloca en la Unión Europea, el mercado de mayor valor y al sector ovino hoy le están faltando más mercados para entrar con hueso.
“Lo que va a cambiar el mercado de Estados Unidos es la habilitación de carne con hueso”, afirmó a El País el presidente de Frigorífico San Jacinto, Gastón Scayola. “Ese es el cambio que precisa el rubro ovino” para poder crecer, afirmó el industrial.

RUBRO. El sector apunta a crecer, los productores se preocupan por producir más corderos, se aplica cada vez más tecnología y Uruguay muestra que puede ir a más, apostando a la calidad y sin incorporar nuevas razas ovinas.

NEGOCIOS. El precio de la tonelada de carne ovina exportada por Uruguay subió 1,13% parcialmente a junio -según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC)-, cotizando a US$ 4.087 (promedio) frente a US$ 4.041 de igual fecha del año anterior. Las exportaciones de carne ovina generaron US$ 27.231.000; la facturación subió 46,27% entre las fechas de la comparación.
Hasta casi el cierre de junio , la faena de ovinos es 29% mayor. Se llevan industrializados 300.963 cabezas. A nivel de Mercados, es Brasil el que sigue tirando del carro, por más que el volumen exportado cayó 2,65%, al colocarse 2.640 toneladas peso canal contra 2.712 toneladas peso canal (parciales a junio de 2016). “La demanda está firme”, afirmó a El País el broker Jorge Dimu y el principal cuello de botella es la falta de mercadería para poder crecer. En segundo lugar está China. A este destino el volumen embarcado creció 46,6%; acaparó 1.364 toneladas peso canal. Luego viene la Unión Europea, con un volumen que se incrementó 21,2% y llevó 1.054 toneladas peso canal.

Rurales EL PAIS