Ovinos

Exhortan a priorizar la atención de recrías ovinas

Los números del rubro prueban que sigue siendo negocio.

OVEJA  CON CORDEROS

OVEJA CON CORDEROS

Pablo Antúnez

Los corderos y las recrías deben ser la prioridad para los productores ovejeros que quieren seguir apostando al ovino, porque sus números muestran que continúa siendo un buen negocio.

A esta altura del año, “las ovejas están secas y falladas, hubo poca mortandad de corderos; la señalada a nivel país será muy buena”, aseguró a El País Rodolfo Casaretto, jefe del Área de Transferencia de Tecnología del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL).

Hoy los corderos que se están destetando muestran “muy buen estado” y el verano no fue tan lluvioso como los productores y técnicos esperaban en un principio; en el norte las majadas se fueron reponiendo de las inundaciones y están logrando salir adelante.

Sin embargo, Casaretto recordó que “hubo un promedio de pluviosidad mayor al normal” y eso “nos obliga  a adoptar  medidas adicionales como un buen programa de control de patas (daños podales), así como a hacer un análisis coprológico (análisis de materia fecal)  para seguimiento de corderos y recrías. El experto del SUL, también exhortó a los productores a “usar el verano para  realizar los saneamientos contra parásitos externos. Es mejor hacer el baño de inmersión en esta época que las majadas están destetadas y hay condiciones más secas”.

Desde el SUL también se recomienda coordinar los tratamientos con los vecinos para lograr una mayor efectividad, evitando futuros dolores de cabeza en lo sanitario.

Servicios.

La majada uruguaya, más allá de achicarse, muestra signos de rejuvenecimiento, con una mayor cantidad de animales jóvenes y esa es una gran ventaja. Más allá de los problemas que afectan al rubro —según la visión de Casaretto—, la intención de encarnerada de los productores es buena.

“Si bien hay algún productor que achicó el  número de ovejas, también tenemos casos de productores nuevos que están queriendo ingresar al rubro. No pensamos que los números cambien sustancialmente. No habrá grandes cambios ni de aumento de números, ni de disminuciones  grandes de stock, al menos no se está viendo eso hoy”, advirtió el profesional.

Mientras tanto, el Secretariado Uruguayo  de la Lana comenzó a hacer los tatuajes de los carneros que conformarán la oferta de los distintos remates de cabaña o que se venderán en las exposiciones frente a la encarnerada de otoño.

“El 2015 fue un año productivamente complicado y hubo carneros que se arruinaron, con problemas de patas y bicheras”, reconoció Casarett. Sin embargo, el grueso de los carneros que han revisado hasta ahora los técnicos de la institución “están en muy buen estado” y se espera una zafra “con un nivel de colocación de reproductores bastante fluido”.

Como todos los años, el nivel de presentación de los reproductores mejora, “sumado a que contamos con la evaluación global de Datos Esperados de Progenie (EPDs). Hay un plan de evaluación genética de todas las razas y con liderazgo regional, cada vez hay más cabañas y más animales evaluados”. Hay carneros con muchos datos de valor genético que les da un potencial extra.

Rurales EL PAIS