Ovinos

En primer semestre la faena ovina bajó 49,8%

La tonelada uruguaya exportada se valorizó 9,95% en 1 año.

CARNE

Faena. Producción de corderos continuará cayendo este año.

 

Pablo Antúnez
La faena de ovinos cayó 49,8% durante los primeros siete meses del año en curso al compararla con igual período del año anterior, sintiéndose los efectos de la falta de corderos.
Según los datos estadísticos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), se llevan industrializados 335.346 ovinos frente a las 668.378 animales que pasaron por los frigoríficos uruguayos durante los primeros siete meses de 2014. La composición de la faena es muy similar en ambos años: 34% de ovejas, 9% capones y 45% los corderos.
Más allá de la caída de la faena, la tonelada de carne ovina exportada por Uruguay subió 9,95% en las fechas de la comparación. Durante los primeros 7 meses de 2015, cotizó a un promedio de US$ 4.497 frente a US$ 4.090 peso canal, siempre según los datos del Instituto Nacional de Carnes.
En cuanto a los principales mercados para este producto, Brasil ocupa el primer lugar, absorbiendo 3.525 toneladas (peso con hueso), cuando durante los primeros 7 meses de 2014 se había llevado 5.062 toneladas (peso con hueso). Desde hace varios años Brasil viene tirando de la locomotora y manteniendo los precios del ovino, acaparando todos los corderos pesados que salen al mercado. Las ventas entre los dos períodos comparados cayeron 30,36%.
El segundo destino es la Unión Europea, donde van los cortes de mayor valor: lomos y perniles. Se colocaron 1.553 toneladas hasta el 1° de agosto de 2015 frente a 2.267 toneladas vendidas a igual fecha de 2014. El volumen colocado cayó 31,49%. En tercer lugar se ubicó China, destino que no sólo acapara corderos sino también categorías adultas, llevándose todos los cortes.
Los importadores chinos se llevaron 695 toneladas frente a las 2.935 toneladas acaparadas durante los primeros siete meses de 2014; el volumen colocado cayó 76,32%.
A la vez, Rusia ocupa el cuarto mercado para la carne ovina uruguaya, pero en este caso bajaron 35,90% las ventas. Los importadores acapararon 241 toneladas frente a 376 toneladas que se habían llevado hasta el 1° de agosto de 2014. El 2015 será otro año con menos corderos y más allá de que los precios continúan siendo buenos, los productores enfrentan problemas como el abigeato -en varias zonas del país- que están provocando una menor apuesta al ovino. La majada continúa cayendo y el gran desafío será recomponerla frente a los nuevos mercados.

Rurales EL PAIS