Ovinos

Ecografías en ovinos muestran buena preñez

Al igual que en 2015, hay menos porcentaje de mellizos.

Ganado Ovino

Pablo Antúnez.

Las ecografías en ovinos están mostrando buenos índices de preñez que no bajan del 92%, con una majada que se encuentra en muy buen estado corporal, ayudada por un invierno que se adelantó y viene bastante seco, según confirmó a El País el doctor Adolfo Casaretto, jefe de Transferencia y Tecnología del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL).

Más allá de los buenos datos que están mostrando los monitoreos de preñez, según el experto, “se están viendo menores porcentajes de mellizos que el año pasado”, principalmente debido a “las lluvias que afectaron la época de servicio”, perjudicando a la majada que se defiende mejor con clima seco. El exceso de precipitaciones tiró abajo a la majada en un momento clave.

Casaretto aseguró a El País que se está viendo una fuerte retención de vientres de parte del productor que ayudará a que el stock ovino se mantenga o incluso pueda llegar a tener una leve recuperación, para poder aprovechar las oportunidades que le presentan los mercados. Es que el ovino continúa siendo un buen negocio y una prueba de ello es que están apareciendo productores nuevos que se vuelcan al rubro, especialmente pequeños productores que ven en la oveja una buena salida económica.

Aún no hay un dato preciso sobre el volumen de ovejas encarneradas en esta zafra, pero se estima que fue similar al de años anteriores.

El año pasado hubo entre 8 y 10 puntos menos de mellizos respecto a 2014, según confirmaron las ecografías, debido a la falta de verde que hubo durante el período de encarnerada. A su vez, en 2014, hubo menos corderos respecto a 2013, pero el problema estuvo centrado en la mortandad de las recrías, porque fue un verano donde desde la parición hasta el destete llovió y luego, durante el post destete —enero y febrero— el clima fue inhóspito para la oveja por el exceso de lluvias.

Según la Declaración Jurada de Dicose 2015, Uruguay cuenta con una dotación ovina de 6.627.814 cabezas, casi 800.000 animales menos que en el año anterior (la baja del stock fue de 10,76%). Las jaurías de perros, otros predadores y principalmente el abigeato fueron claves en la caída de stock, problemas que se continuaron extendiendo en el año en curso y preocupan al sector ovejero.

Cabe recordar que en la pasada Declaración Jurada de Dicose, las ovejas de cría cayeron 9,23%. Son 3.594.924 frente a las 3.960.455 cabezas que había en 2014. Las ovejas de cría, junto con la reducción de los capones representaron el achique mayor del rubro; el stock de capones cayó 9,77% y son 516.526 cabezas contra 572. 484 cabezas que había en 2014.

A nivel de vientres cayó más fuerte la categoría de borregas de dos a cuatro dientes (15,76%) en 2015 y son 316.175 cabezas contra 375.328 cabezas de 2014.

El stock de borregas diente de leche también había bajado 15,53% quedando en 832.459 cabezas el año pasado contra 985.492 cabezas que tenía registrado el stock en la Declaración Dicose 2014.

Rurales EL PAIS