Lechería

Vázquez promete apoyo a los tamberos; negocian con Cuba

Los productores reclaman que el gobierno asuma la deuda de Venezuela.

Imagen f0053987

Sendic. Fue recibido en La Habana por Raúl Castro y el canciller cubano Bruno Rodríguez Parilla.

El presidente Tabaré Vázquez comprometió ayer públicamente el respaldo económico del Estado a los tamberos para compensarlos por las deudas impagas de Venezuela con cuatro empresas del sector lácteo que llegan a US$93 millones. Estaba previsto que la asistencia fuera anunciada ayer por el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, pero aparentemente el gobierno prefiere hacerlo hoy cuando el funcionario comparecerá en el Parlamento, junto a su colega de Economía, Danilo Astori, para explicar los pasos que se están dando para mitigar la delicada situación del sector lácteo, afectado por la caída de los precios y las exportaciones, los elevados costos y el incumplimiento venezolano.
Paralelamente, y como posible paliativo, el vicepresidente de la República, Raúl Sendic, acordó en La Habana con el vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Ricardo Cabrisas, que en marzo o abril una delegación de la isla vendrá a Uruguay a analizar la posibilidad de comprar productos lácteos, arroz y carne. Sendic fue recibido ayer por el presidente cubano Raúl Castro, y también conversaron sobre el intercambio comercial entre ambos países.

SOLUCIÓN. El prosecretario de la Presidencia, Juan Roballo, se comunicó esta semana con el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Rodolfo Braga, y le aseguró que el mandatario recibirá a la principal gremial lechera del país una vez que se anuncien las medidas de auxilio.
En una carta que le envió al intendente de Florida, Carlos Enciso, Vázquez señaló que “considerando la importancia que el gobierno nacional le da a la lechería uruguaya, estamos estudiando brindar un apoyo económico por parte del Estado que oportunamente, y en un breve plazo, estaremos dando a conocer a las gremiales de los productores lecheros con quienes nos reuniremos próximamente, esperando de esta forma contribuir a palear la difícil situación que se está viviendo”. El presidente señaló que ve “con gran preocupación” la crisis del sector y recordó que los precios internacionales de los lácteos retrocedieron 60% en los últimos dos años. Mencionó también que en el sector trabajan 53.500 personas, de las cuales, 3.800 son productores. El sector lechero uruguayo exporta el 70% de lo que produce y la mayoría de sus explotaciones son familiares. El departamento de Florida, que explica el 30% de la leche remitida a plantas en Uruguay, está particularmente castigado por la situación.
Braga señaló a El País que la asistencia del gobierno debería ser por los US$93 millones que debe Venezuela y advirtió que se detectó una caída de 20% en la venta de semillas para praderas en los establecimientos lecheros, lo cual constituye una señal alarmante. “El gobierno tiene que poner la plata y luego tratar de cobrarle a Venezuela”, consideró. Los productores aducen que la administración Vázquez indujo a la industria láctea a través de un acuerdo con el gobierno del presidente de Venezuela Nicolás Maduro a exportar a ese país. El ex presidente José Mujica presionó en la interna del gobierno para que se instrumente algún auxilio a los lecheros.

DEBATE PARLAMENTARIO. Hoy el diputado blanco Alejo Umpiérrez interrogará en el Parlamento a Aguerre y a Astori y señalará que “el gobierno tiene responsabilidad políticas por agravar la crisis del sector” dado que Venezuela no cumplió con los pagos luego del acuerdo intergubernamental, según dijo el propio legislador a El País. Umpiérrez quiere saber porque los fondos que debieron permanecer en Uruguay para pagar a los exportadores salieron del país pese a que supuestamente quedarían en la filial local del banco venezolano Bandes. Umpiérrez señaló que se le negó el texto del fideicomiso que iba a asegurar el cobro de los exportadores, con el argumento de que se trataba de un documento privado firmado entre la empresa venezolana Corpovex y el Bandes.
Hasta el momento la empresa Claldy de Young no ha cobrado nada (pese a que ya hace dos meses que envió su queso a Venezuela), en tanto Pili recibió montos por el 80% de lo que exportó y Calcar por un tercio. Venezuela le debe también una abultada cifra a Conaprole por compras de leche en polvo. Umpiérrez dijo que “nos congratulamos de que el gobierno esté pensando en dar un auxilio en respuesta a la presión de los productores y a los planteos del Partido Nacional”.
Un grupo de productores que realizó una protesta en enero está convocando a otra jornada nacional de movilización el próximo 24 que será apoyada por la Federación Rural. Las cifras de las exportaciones de productos lácteos muestran la delicada situación del sector. En enero de 2016 la factura exportadora de los lácteos uruguayos alcanzó US$ 21 millones lo que representó una caída de 48% con respecto a enero de 2015. En el caso de los quesos, la facturación retrocedió 51% y el volumen 12%.
Dairy Australia, una publicación especializada, señaló en su boletín de este mes que las perspectivas de recuperación de los precios internacionales se postergan hasta 2017. “El aumento continuo de la producción en Europa es el factor fundamental para que el mercado permanezca deprimido, al tiempo que la demanda no recupera ritmo”, señala la publicación. Nueva Zelanda, país clave en el mercado lácteo global, redujo su producción de leche 1,4% el año pasado.
Las exportaciones de lácteos uruguayos retrocedieron 23,3% en 2015 frente a 2014. Pasaron de US$823 millones en 2014 a US$ 631 millones en 2015. El aumento de las colocaciones en Brasil, Argelia y México permitió amortiguar algo el desplome de las ventas a Venezuela. Este país pagó parcialmente compras de queso y leche en polvo pero no importó ni arroz, ni soja, ni pollos, una posibilidad que había abierto el acuerdo intergubernamental.

Rurales EL PAIS