Lechería

Tamberos reconocen anuncios de Aguerre y van por un fondo

En Inale se seguirá trabajando en algunos planteos que no se concretaron.

FullSizeRender (1)

Reunión de gremiales con el ministro Aguerre en Inale.

Pablo Antúnez.

Más allá de las cuatro medidas concretas anunciadas ayer por el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, a las gremiales lecheras sobre la base de sus propios planteos, los productores van ahora por la instrumentación  de un fondo, en principio con una capitalización del Estado, como alternativa para paliar la crisis de la lechería.

La idea de trabajar para generar alguna especie de fondo o seguro, es un planteo que viene de hace tiempo. “Me parece que las gremiales no estábamos todas en consonancia con ese tema pero ahora  la situación es tan grave que no queda más remedio que comenzar a trabajar ese tema”, aseguró ayer a El País el presidente de la Intergremial de Productores de Leche (IPL), Sergio Filgueira. Ahora, en la órbita del Instituto Nacional de la Leche (Inale) comenzará a trabajar un grupo de expertos para ver qué posibilidades existen de generar un fondo o seguro que apoye a los productores, como hoy existe en otros países.

Las medidas anunciadas ayer por Aguerre a la Intergremial de Productores de Leche (IPL), Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Sociedad de Productores de Leche de Florida (SPLF) y Queseros Artesanales (QA), fueron: La postergación —por un año—  de los pagos de los intereses al Banco de la República sin que cobre el capital; la prórroga del pago del Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (Imeba) hasta agosto de 2017 para los productores que aportan por esa vía (generalmente pequeños productores); la aprobación de un crédito con el Banco de la República —a cuatro años con uno de gracia—, topeado en US$ 30.000 para la reposición de vientres y la restante es el corrimiento —hasta 2017— del pago de las raciones que aportó el MGAP a los productores lecheros asistidos en la última sequía.

El presidente del Inale, Ricardo De Izaguirre, dijo a El País que el ministro Aguerre hizo un análisis de todas las medidas planteadas por las gremiales lecheras y los avances logrados en cada una.  Entre las medidas planteadas por las gremiales lecheras en noviembre de 2015, está la rebaja del Impuesto a las Retribuciones Personales de las Personas Físicas (IRPF) para los arrendamientos del sector lechero, instrumento en el que aún se está trabajando, pero no fue descartado.

Ayer, el presidente del Inale, Ricardo De Izaguirre, aseguró que el planteo de  reducir el Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (Imeba)  de 1,1% a 0,1%, tendrá su impacto y es muy importante para los pequeños tamberos.

El próximo martes, el Inale se reunirá con todas las gremiales lecheras, no sólo las que están representadas en el Consejo Directivo, para informarles sobre los avances.

Adelanto. Las gremiales de tamberos salieron bastante conformes del encuentro con el ministro Aguerre y los asesores de Opypa que lo acompañaron.

En ese sentido, el presidente de la IPL, Sergio Filgueira, aseguró que más allá de los logros, lo importante es que quedó la puerta abierta para seguir trabajando en algunos otros paliativos de mayor peso.

También reconoció que la rebaja del Imeba de 1,1% a 0,1% es una medida que “es resulta beneficiosa para los pequeños productores”, así como las soluciones sobre el costo de la energía, pero aclaró que con las medidas aprobadas ayer “igual se continuará perdiendo leche”.

Filgueira también informó a El País sobre una próxima reunión que las gremiales del sector tendrán con el Banco República para seguir discutiendo  la ampliación de los plazos, porque se aprobó el corrimiento del pago de los intereses, pero “en algún momento se van a empezar a juntar”. El gremialista consideró que el sector “algo consiguió” y agregó que los productores son conscientes de la situación por la que atraviesa el país.

Por su parte, Rodolfo Braga, titular de la Asociación Nacional de Productores de Leche, también reconoció los adelantos logrados para paliar la problemática del sector. Repasando las medidas, Braga sostuvo que se dejó bien claro que “con estas medidas no se resuelve el problema de la lechería porque el año pasado las pérdidas del sector fueron  US$ 80 millones, casi el mismo monto que el Fondo de Financiamiento de la Actividad Lechera III y este año no será menos a lo largo de todo el ejercicio”. Según el titular de la ANPL, “la gente viene  mucho más complicada que el año pasado, porque viene con menos dinero”.

El sector está preocupado porque en septiembre próximo tendrá que pagar el dinero que recibieron los productores del Fondo Lechero, “con un negocio que está mucho más complicado que cuando tomamos el fideicomiso. La idea era comprar tiempo, pero en realidad se pasó el tiempo y el problema empeoró”, aseguró el gremialista a El País.

Rurales EL PAIS