Gremiales / Lechería

Tamberos piden reunión a Senadores buscando salida

La ANPL dice que no aparecen soluciones y la crisis sigue.

Recorrida por  tambo  en Florida por conflicto en la industria lechera, ordeñe de ganado lechero, ND 20130405, foto Inés  Guimaraens  - Archivo El País

Recorrida por tambo en Florida por conflicto en la industria lechera, ordeñe de ganado lechero, ND 20130405, foto Inés Guimaraens – Archivo El País

Pablo Antúnez

La Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) pidió una entrevista a la Comisión de Ganadería del Senado, no sólo para plantear las dificultades por las que atraviesa el sector, sino también para mostrar algunas soluciones que pueden ayudar a que no continúen cerrando tambos por estar con sus números en rojo.

El presidente de la institución, Rodolfo Braga dijo a El País que “hace siete meses que se están estudiando soluciones para la lechería, pero no terminan de aparecer”. La Comisión Directiva de la institución no quedó conforme tras la reunión que mantuvo  la semana pasada con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre.

“No se puede esperar más porque hay mucha gente que está por cerrar el tambo. No lo hizo aún porque los precios están horribles, pero cuando mejoren un poco, muchos van a dejar el tambo”, insistió Braga.

A la crisis de precios que continúa dominando a la lechería mundial, se plantó en lo interno un invierno que se adelantó respecto a los años anteriores y les pega fuerte a los tambos porque “la comida en el campo no alcanza” y deben apelar al uso de raciones y concentrados para solventar la producción de las vacas. En ese sentido, Braga recordó que el precio de las raciones “bajó medido en dólares  constantes pero en litros de leche se precisan mucho más litros para comprar el mismo volumen de ración”.

El titular de la ANPL sostuvo que los productores “estamos metidos hasta el cuello, estamos peor que antes, porque crece el endeudamiento y las soluciones no aparecen. No hay forma de cambiar las cuentas y notamos que no hay compromiso para adelante”.

Los tamberos luchan para conseguir que el Banco de la República postergue los vencimientos para los productores que tengan créditos tomados en esa institución financiera. “La idea es que paguen sólo los intereses y dejen la amortización del capital sólo para el final del crédito”.

Están jugados a que cuando haya que pagar el crédito el sector haya podido contar un repunte del precio internacional de los lácteos, cuyos pronósticos aún son bastante contradictorios entre las consultoras.

A la propuesta de postergar los vencimientos de los créditos del BROU asumidos, la gremial le agrega “un crédito que sea opcional por cada productor que crea que lo precisa, con garantía de vacas y atado al litro de leche y no a la remisión”, explicó Braga a El País.

La ANPL le había solicitado una reunión a las autoridades del BROU, pero según Braga nunca se les concedió, ni se le contestó. La mayoría de los productores, además, tomó el dinero aportado por el Fondo de Fomento de la Actividad Lechera, un fideicomiso cuyo segundo desembolso rondo los US$ 39 millones. La medida fue impulsada para poder ayudar a los tamberos a sobrevivir ante los problemas climáticos y la caída de precios internacionales de los lácteos. Eso generó más endeudamiento y muchas empresas ya se desprendieron un mayor número de vacas, dejando las más productivas en el tambo y mandando a frigorífico aquellas que estaban en su última lactancia o producían menos litraje.

Rurales EL PAIS