Lechería

Promueven usar efluentes como abonos orgánicos

Inale firma acuerdo hoy en Florida con campo de recría.

GANADO VACUNO

Tambo. El País.

Pablo Antúnez

Apuntando a  evitar la contaminación de cauces de agua y reutilizando los efluentes de los tambos como abono orgánico, se pone en marcha hoy un ambicioso proyecto en el que participan la Sociedad de Productores de Leche de Florida, Sociedad de Productores Lecheros de San Ramón y el Instituto Nacional de la Leche.

El presidente del Instituto Nacional de la Leche (Inale), Ricardo De Izaguirre, informó a El _País que en el marco del convenio que se firmará hoy en el Campo de Recría de La Cruz (Florida), “se entregarán las estiercoleras y un carro distribuidor de sólidos, así como tractores y homogenizadores para las piletas”, beneficiando a productores de Florida y San Ramón.

De Izaguirre explicó que con este convenio se pone en marcha un programa piloto para “medir los costos, detectar qué problemas de logística pueden existir, qué manejo de suelos se hacen con la aplicación de esos efluentes como abonos orgánicos, qué composición tendrán los suelos a partir de su aplicación y algunas mediciones del valor que tienen esos efluentes sólidos como abonos orgánicos”. Entre las mediciones también estarán la respuesta de los cultivos a la aplicación de este tipo de abonos orgánicos, muy usados en la lechería neocelandesa e incluso en Uruguay, donde hay varios productores que en forma particular vienen usando esos abonos orgánicos en sus predios con muy buenos resultados productivos.

A su vez, se informará sobre la ejecución de 10 proyectos con 463 productores involucrados, aprobados en el marco del llamado Estrategias Asociativas de Agua para la Producción (EAAP). En este plan promovido por el MGAP se resolvió iniciar la construcción de una represa para riego y distribución de agua en los potreros del mencionado campo de recría.

La apuesta a proyectos de riegos asociativos es una de las metas del ministro Tabaré Aguerre, que promueve lograr un segundo techo en la producción agropecuaria —no sólo en lechería—, asegurándose el forraje para incrementar la productividad predial.

Aumentos. Por otra parte, el presidente del Inale consideró que más allá de las subas en el precio de los lácteos, “recién se está llegando a valores de equilibrio”. La tendencia al alza está bien marcada y desde el pasado mes de octubre, los remates de lácteos de la neocelandesa Fonterra, vienen mostrando una fuerte recuperación que alimenta la esperanza de productores e industriales.

“La leche en polvo pasó a tener valores de US$ 3.600 por tonelada cuando meses atrás estuvo por debajo de US$ 2.500 por tonelada. Es un aumento de 40% desde ese piso, pero creemos que recién estamos con valores de equilibrio. Pensamos que esto va a continuar”, afirmó De Izaguirre.

Más allá de la suba de precios que se viene registrando,   la caída de la producción en los principales países productores llevará más tiempo que se consolide; a menores producciones y con una demanda firme, los precios mejorarán.

Mientras tanto, en lo interno, el Inale está haciendo “una evaluación del endeudamiento que tiene el sector, sea publico, bancario y el de las empresas (industrias, gremiales, servicios). Con eso podremos determinar cuál será el instrumento financiero que permita seguir produciendo”.

De Izaguirre sostuvo que el sector tiene la visión de que   “sería poder aumentar los plazos de repago, de tal forma de que los vencimientos que son los que hoy están angustiando,  se puedan ir alargando y dar oxígeno. No estamos hablando de un nuevo crédito”, dijo.

 

Rurales EL PAIS