Lechería

Productores lecheros remitentes a Lactalis buscan una solución urgente

SALTO / Luis Pérez

Los productores lecheros remitentes a la planta local Lactalis emplazarán a la firma a pronunciarse si efectivamente dejará de producir en Salto tal como se ha venido manejando en el sector y al mismo tiempo gestionarán ante las autoridades del gobierno nacional para que Conaprole les compre el producto como única forma de subsistir.

unnamed (1)1213

Rurales – El País

Hoy lunes por la mañana en el local de la Sociedad Fomento, los integrantes de Sofrils que representa a los lecheros, se reunieron para analizar el tema y acordaron solicitar una nueva entrevista al Ministro Tabaré Aguerre para replantear la situación que está llevando a que los tamberos estén comercializando sus vientres a frigoríficos para poder solventar los gastos de funcionamiento y para el pago de personal.

“Hemos llegado a un punto crítico en el cual no podemos sembrar porque el rubro ha dejado de ser rentable y lo que es más grave es que estamos remitiendo ganado a plantas frigoríficas para manufactura”, dijo José Donini uno de los integrantes de Sofrils.

La pasada semana a nivel de la Junta Departamental todos los sectores políticos se pronunciaron a través de la Comisión de Desarrollo y calificaron la situación como “extremadamente grave” porque además de la clausura de actividades en los tambos está en juego la mano de obra de unos 400 puestos de trabajo en forma directa.

El hecho de que la planta Lactalis esté pagando 4 pesos con 35 centésimos el litro de leche contra los siete o mas que cotiza Conaprole a sus remitentes es el punto de mayor discusión y cuando, según los productores salteños, existe un acuerdo incumplido de parte de la gerencia de la planta salteña de realizar una reliquidación retroactiva a meses atrás.

“Estamos perdiendo tres pesos por litro y lo mas preocupante es que no existe diálogo con la empresa que no responde a nuestras inquietudes, mientras que para su elaboración están trayendo materia prima del Sur y seguramente pagando precios por encima a los que no liquidan a nosotros, por eso es que vamos a exigir una definición sobre el futuro de esta empresa en Salto”, acotó Daniel Zapasini, otro de los remitentes a Lactalis en una reunión que estima se va a concretar el próximo 5 de octubre.

En ámbitos de Sofrils se estima que de los 80 mil litros diarios que se remitían a esta planta, la producción se ha reducido a la mitad en la actualidad como consecuencia de la no rentabilidad en el precio del producto. Los tamberos advierten que sus rodeos se están envejeciendo y lo único que están tratando de mantener es la genética y que para el año que viene muchos no tendrán verdeos porque no están en condiciones de renovar las praderas ante la incertidumbre planteada.

El Ing. Agr. Juan Manuel Ambrosoni dijo a El País que hay colonos que explotan la lechería y que son remitentes a esta planta que están al límite de que UTE les corte la energía eléctrica por falta de pagos. “Hay casos en el cual no pueden ni pagar los convenios y estas son las cosas que queremos hacerle llegar al gobierno antes que sea tarde”, acotó.

A nivel del Sindicato Obreros de la Industria Láctea Salteña (Soils) existe preocupación sobre las consecuencias que puedan traer aparejadas los cierres de algunos de los tambos en la cuenca que abarca a Salto y Paysandú.

Su Presidente, Wáshington Martínez, explicó que los trabajadores siguen con atención el desarrollo de lo que acontece entre los remitentes porque está en juego la permanencia de 90 puestos, mas algunos zafrales. “Somos optimistas en que la reactivación con el mercado de Venezuela destrabe esta situación y que la empresa y los productores lleguen a un acuerdo y se pueda ir recuperando los volúmenes que venían antes que eran del orden de los ochenta mil litros diarios de la cuenca local”, dijo Martínez.

Actualmente en la planta local de Lactalis se procesan unos 130.000 litros de leche por día, 60.000 de los cuales llegan a facón desde otras dos plantas que envían desde el Sur.

Rurales EL PAIS