Lechería

Producción de leche siguió creciendo pese a la crisis

Habrá crédito puente mientras no entra en vigencia FFAL III.

FABRICAS

Industria. Se juega al negocio con Venezuela en varios rubros.

 

Pablo Antúnez. 
Pese a la crisis climática y de precios que vive la lechería uruguaya, la remisión de leche a planta creció en 20,2 millones de litros en un mes; en el primer semestre de 2015, comparado con igual período del año anterior y se produjo 2,4% más, con la misma cantidad de vacas en ordeñe.
Se produjeron a junio 161,7 millones de litros contra 141,4 millones que se habían enviado a las industrias a junio de 2014, según los datos del Instituto Nacional de la Leche (Inale). La explicación del crecimiento es muy sencilla: las vacas están encerradas comiendo raciones y concentrados proteicos, porque la sequía dejó sin forraje los campos. Como consecuencia, los costos productivos se incrementaron y en el sector hace rato que hay señales de iliquidez y productores con números en rojo.
Los tamberos recibían $ 10,55 por litro mayo de 2014, pero este año pasaron a recibir $ 8,57 por litro, debido a la caída de los precios internacionales de los lácteos y una crisis que nadie sabe cuándo comenzará a revertirse.
Las vacas deben ser ordeñadas todos los días cada 12 horas y están siendo solventadas a ración debido a la falta de lluvias, muchos verdeos sembrados no vinieron y las vacas se comieron las reservas forrajeras destinadas a los meses de invierno.
El sector está jugado al Fondo de Financiamiento de la Lechería III, que estaría entrando al Parlamento la semana que viene, luego de que fuera presentado a las gremiales por el ministro Tabaré Aguerre esta semana. El nuevo fideicomiso manejará un monto de entre US$ 85 y US$ 90 millones, con un repago previsto a cinco o seis años, dependiendo de los litros de leche que produzca cada tambo. Lo que no está claro es la cantidad de emisiones del dinero. El préstamo será obligatorio para todo el sector lechero.
La mayoría de las gremiales del sector lechero querían que el préstamo fuera obligatorio, según confirmó Sergio Filgueira, presidente de la Intergremial de Productores de Leche (IPL) a El País.
Filgueira explicó que “será con cuentas separadas, productor por productor y al final de pagarle al fiduciario esas cuentas se tratarán de ajustar lo más que se puedan. El productor tendrá que firmar un documento que acredite que retiró la plata y que se compromete a pagarla”.
Las pérdidas medias del sector son de 4,2 centavos de dólar por litro producido en tambos respecto a lo que se cobra el litro de leche remitido, explicó a Carve el presidente del Inale, Ricardo De Izaguirre.
La puesta en macha del fideicomiso llevará varios meses, pues el Banco Central del Uruguay (BCU) debe realizar los estudios correspondientes. Mientras tanto, Filgueira dijo que, una vez que se firme la ley, lo que se pondrá en marcha es “un crédito puente a través del Banco de la República, para adelantar el dinero del fideicomiso”.
El gremialista explicó que el préstamo “es para todos los productores y será tomado por la Comisión Administradora del FFAL III”. El monto del préstamo, según confirmó el presidente de la IPL “aún no está definido” y Aguerre le comunicó el jueves a las gremiales que hay gestiones adelantadas con las autoridades del banco para que los tamberos puedan tener el dinero lo antes posible una vez que el Parlamento apruebe el fideicomiso.

Asamblea.

Mientras tanto, ayer en el marco de una Asamblea en la Sociedad de Productores de Leche de Florida, se le pidió a los poderes públicos que “de una respuesta inmediata a través de la devolución de impuestos” a la crisis del sector, “para no aumentar el endeudamiento”. También se resolvió “apoyar las demandas exigidas por cada una de las gremiales lecheras y vía Inale, reclamar una implementación inmediata del FFAL III, que debería ser entregado en una sola partida”. La gremial se declaró en cuarto intermedio por 90 días.

Rurales EL PAIS