Lechería

Primavera enmascara el drama que vive la lechería

En Fucrea los ingresos cayeron casi a la mitad en 2014/15.

GANADO VACUNO

Producción. Sigue en niveles altos pero los precios de los lácteos siguen castigando al tambero.

 

Pablo Antúnez.
El ingreso de las empresas lecheras de Fucrea cayó casi a la mitad en el ejercicio 2014/15 al ser comparado con el anterior; de US$ 550 por hectárea pasó a US$ 280 por hectárea, sin descontarle el pago de las rentas y deudas.
Según explicó a El País el coordinador del área lechera de Fucrea, Mario Fossatti, en el marco de las 33a. Jornada de Información Económica, la fuerte baja se debió a la caída de los precios internacionales de los lácteos, que “en el promedio del ejercicio no fue tanto, pero igualmente fueron 6 o 7 centavos de dólar”. Porcentualmente, aunque parece poco, esos 6 o 7 centavos de dólar, representan una caída de 10% o 15% en los precios”.
Fossatti recordó que el precio de la leche comenzó en US$ 0,40 por litro y llegó a US$ 0,24 por litro. “De un precio históricamente bueno vino cayendo en picada a lo largo de todo el año”, recordó.
El otro motivo que incidió fuerte en la baja de la rentabilidad de los tambos fue la sequía que hubo en los cuatro o cinco meses del ejercicio pasado.
“La seca pegó fuerte en la zona centro (Florida, norte de Maldonado, Durazno, norte de San José)”, explicó el coordinador del área lechera de Fucrea.
“En nuestras carpetas se vio reflejado con una diferencia importante en los ingresos. El promedio de los establecimientos que sufrieron las consecuencias de la sequía tuvieron un ingreso de US$ 100 por hectárea menos, cuando el año pasado habían sido iguales”. Fossatti explicó que “el factor climático fue relativizado porque la primera parte del ejercicio productivo fue muy buena, hubo muchas reservas forrajeras, la gente estaba muy preparada y pudieron enfrentar la sequía con muchos recursos, pero se vio finalmente en los resultados económicos”.
En cuanto a los costos, estimó que fueron similares a los ejercicio 2013/14, “incluso algo menores en las zonas donde no hubo el efecto de la sequía, pero en las zonas afectadas por la sequía se gastó un poco más. Tal vez sin ese efecto climático los costos hubieran sido un poquito menores de lo que fueron en el ejercicio 2013/14. Hoy los costos de producción son altos”, aseguró Fossatti.
La lechería está atravesando un momento difícil y seguramente en los meses que viene atravesará una situación muy crítica y los resultados, en alguna medida por la primavera -la época del año en que má30s leche se produce-, están enmascarando la baja de los precios.
“Los números de la lechería a los precios actuales no cierran y por mucha plata y seguramente no van a cerrar por mucha plata. Ni siquiera las medidas que se tomaron van a ser suficientes para enfrentar la situación si continúa en el tiempo”, aseguró el coordinador lechero de Fucrea. No sólo los productores que conforman este movimiento productivo son los afectados, sino que le pegan por igual a todos los tamberos.

Difícil situación para los tambos
Una caída de US$ 0,20 por litro de leche remitido es imposible de enfrentar con correcciones en los costos y en las eficiencias productivas, porque supera las posibilidades de los productores. “Esos un descenso en los precios tan violento no van a ser resuelto ni las empresas van a poder encararlos en el corto plazo”, sostuvo el coordinador lechero de Fucrea, Mario Fossatti. Encima hay empresas que pagan por debajo.

Rurales EL PAIS