Lechería

Aguerre confirmó  instrumentación de cuatro medidas para paliar la crisis de la lechería

Ejecutivo e Inale continúa trabajando en otros planteos de los productores.

Reunión de gremiales lecheras con el ministro Aguerre. Foto: Inale.

Reunión de gremiales lecheras con el ministro Aguerre. Foto: Inale.

Las gremiales lecheras salieron bastante esperanzadas tras la reunión con el Consejo Directivo del Instituto Nacional de la Leche (Inale) y el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, donde esperaban respuestas a las medidas planteadas en noviembre de 2015.

El ministro anunció cuatro paliativos a la crisis que vive hoy el sector lechero: la postergación por un año de los pagos al Banco República; la prórroga hasta agosto del año que viene del pago del Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (Imeba) –para los productores que aportan por esta vía—; un crédito para la retención de vientres y la reposición de las futuras vacas lecheras del tambo (será un crédito a 4 años con el BROU) y el corrimiento hasta el año que viene, para el pago de las raciones que entregó el MGAP para asistir a los productores durante la pasada sequía.

Ricardo De Izaguirre, presidente del Inale, explicó a El País que en el encuentro se hizo un análisis de las medidas planteadas por las gremiales, con avances en cada una, como las iniciativas vinculadas con el Imeba, donde se baja de 1,1% al 0,1%, que “para los productores con menos remisión es muy importante”.

Mientras tanto desde el Ejecutivo se seguirán trabajando otras iniciativas que sirvan para paliar la crisis del sector. Algunas medidas seguirán siendo analizadas por la Comisión de Financiamiento del Inale.

Las gremiales lecheras habían advertido al gobierno , la semana pasada, que el sector se cae a pedazos, producto de la caída de los precios internacionales y del endeudamiento. Buscando sensibilizar al poder político, las gremiales recordaron que los productores estaban vendiendo las vacas lecheras a frigorífico para hacer frente a las deudas y se llevaba un 20% más de animales enviados a las chacinerías comparados con años  normales. En paralelo, la remisión de leche a planta había mostrado una caída de 1 millón de litros diarios, porque el sector se achica.

Rurales EL PAIS