Lechería

Lecheros apuran otras medidas de apoyo que no sea el fideicomiso

El presidente de la Intergremial de Productores de Leche (IPL), doctor Sergio Filgueira, señaló a EL TELEGRAFO que “se están analizando tras medidas que no sean créditos para solucionar aspectos de la producción lechera, porque el Fondo de Financiamiento de la Actividad Lechera (FFAL) es un paliativo para tapar agujeros”.

Tambo en Santa Lucia
Para el productor y dirigente gremial, “los productores están complicados, y algunos más que otros. Hay quienes pretenden que el FFAL salga todo junto ahora y otros que pretendemos que el 70% de ese fondo aparezca ahora y el resto más adelante, porque entendemos que la situación va a ser larga y no da para que hoy cerremos todas las cuentas y nos sentemos pensando que estamos bien, y realmente estamos complicados porque tomamos un crédito que será largo y duro de pagar”.
“Incluso hay productores que piensan en sacar un FFAL más grande, del entorno de los U$S 90.000.000”, acotó Filgueira, quien precisó que la IPL considera “que no es lo conveniente seguir endeudando al sector. Con el endeudamiento bancario que tiene la lechería, sumado a este FFAL y los precios de hoy, quedaríamos con un endeudamiento que anda en el entorno del 50 a 60 por ciento de la producción anual”.
Para Filgueira, “no es un endeudamiento demasiado grave el de la lechería porque el nuestro es a mediano y largo plazo, pero tampoco da para seguir endeudándose”. Sostuvo que se analizan otras medidas que no sean necesariamente créditos: “Si le vamos a plantear al Estado que haga recortes en algunos tributos, alguna bajada transitoria de insumos como puede ser la energía, queremos ver realmente cuánto incide”. “Si pretendemos que nos saquen el Imeba, después vemos que es una ayuda, pero que no repercute mejor en el sistema. Ver si es por el lado de los impuestos, por el lado de los insumos o la energía y después de analizarlo plantearlo al Ejecutivo”, acotó.
Aclaró que el insumo más grande son los costos de alimentación para las vacas, y más en este momento de seca: “Pero no le vamos a plantear al Poder Ejecutivo tener hoy un negocio rentable, porque sabemos que la situación viene muy complicada y no queremos tener todo a pérdida, sino que sea un empate esperando que llegue el cambio”.

INDULACSA
Al referirse a la Industria Láctea Salteña (Indulacsa), explicó que a los senadores se les presentó el martes “algunos números de la empresa Indulacsa, básicamente de 2014 y lo que va del primer semestre de 2015, con exportaciones que no han bajado en cuanto a precios. Ellos siguen vendiendo a precios muy similares de 2014 con volúmenes muy importantes de ventas”.
Filgueira acotó que en el primer semestre “casi que vendieron la misma cantidad de quesos que en todo 2014”. A los senadores les plantearon la posibilidad de interferir a través de la Comisión de Fefensa de la Competencia, como hicieron hace algunos años. El martes se realizó en Salto la reunión de productores remitentes a la planta de Indulacsa-Lactalis. Se concretaron bajas consecutivas cada 15 días, llegando a $ 4,35 el litro de leche remitido a planta.
Allí se estableció –según indica diario Cambio– que al arribar los nuevos responsables de la planta eliminaron el acuerdo que se tenía con los propietarios anteriores, que tomaban como referencia el precio de Conaprole para la fijación del valor de la planta y que la postura de la empresa ahora es fijar de forma unilateral el valor a ser pago a los productores.
Si bien algunos productores plantearon la necesidad de llevar a cabo una medida de fuerza para lograr la atención de la empresa y del gobierno, ante la situación que vive el sector lechero del departamento, la gran mayoría se preguntó qué hacer si la planta cierra definitivamente.
Fredy Busollo, productor tambero de la zona de Daymán, dijo que actualmente el agua mineral sale más cara que un litro de leche, “con todo lo que cuesta producir un litro de leche”. Según un trabajo realizado por el Instituto Nacional de la Leche (Inale), producir un litro de leche en Uruguay cuesta U$S 0,32, por lo que si convertimos el precio comunicado por Indulacsa-Lactalis, en la actualidad se maneja un valor cercano a los U$S 0,15.

PILI
Los productores que participaron en la jornada del martes en Salto se mostraron expectantes en las obras que realiza la firma PILI en Paysandú y la posibilidad de tener a fin de año una nueva ventana de comercialización. De acuerdo a lo que señala Cambio, “se facultó a la mesa de negociación comenzar a realizar diálogos con esta empresa para definir un posible futuro para los productores de la zona”.
Para el doctor Filgueira, “habría que hacer una investigación en la empresa, si no está teniendo por la situación de crisis, un abuso de posesión dominante y afectando a un sector de los productores que no tendrían por qué estar tan mal”.

Rurales EL PAIS