Lechería

La leche consumo debería subir $ 3

Gremiales de tamberos hicieron planteo al Inale y piden que si sube, industria lo traslade a remisiones.

Tambo  - Ganado vacuno

Tambo. Foto: El País.

Pablo Antúnez.

Luego de dos años sin subas, los productores lecheros están planteando al gobierno que incremente entre $ 2 y $ 3 por litro la leche tarifada —conocida como leche consumo—, la que podría pasar a $ 23 por litro, pero también apuntan a que la industria, si se logra el aumento, se lo vuelquen al precio que recibe el tambero.

La leche consumo cambia su precio dos veces al año, en primavera y otoño; el ajuste busca contemplar los cambios en los costos de producción de los tambos.

La lechería uruguaya sigue en crisis, el endeudamiento del sector continúa creciendo y ya está por encima de los US$ 400 millones, pero ahora se está cortando la cadena de pagos. Con el Banco República se mantiene una deuda de US$ 250 millones, a los que se suman otros US$ 50 millones con los proveedores y otros US$ 130 millones con la banca privada. Uno de los principales problemas del sector es que, a partir del mes que viene, tienen que comenzar a pagar los US$ 80 millones que tomaron del Fondo de Fomento y Fortalecimiento de la Actividad Lechera (FFAL III), dinero que se destinó a mantener los tambos operativos durante 2015, en medio de la crisis de precios. Ese repago, en muchos casos, representan unos $ 6.000 mensuales que se descuentan de las remisiones de leche (el FFALL III es solventado por los propios productores lecheros).

Con un precio de leche que está hoy entre US$ 0,25 y US$ 0,27 por litro, los tamberos siguen produciendo por debajo de los costos de producción, mientras que el envío de vacas lecheras —léase ineficientes o con baja producción— a las chacinerías lleva un crecimiento de 20% respecto al año pasado; los productores usaron ese dinero para hacer caja e ir tapando agujeros.

Rodolfo Braga, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), aseguró que la aspiración de suba de los productores “es de entre $2 y $3 pesos por litro”.

Las gremiales de productores ya hicieron el planteo ante el Instituto Nacional de la Leche (Inale), que es el organismo asesor del gobierno en política lechera. “Hemos planteado la preocupación y la necesidad de tener una corrección al alza en el precio de la leche tarifada, teniendo en cuenta unos índices surgidos de la comparación con algunos productos de la canasta básica familiar, donde la leche tuvo un rezago importante que está en el entorno del 11% y 15% en el último año”, afirmó Braga.

Al igual que otros gremialistas del sector lechero, el titular de la ANPL, estimó que el incremento planteado, si se comcreta, sería “una muy buena herramienta, a pesar de que la leche consumo tiene poca incidencia en el total de la lechería, pero creemos que la suba del precio puede dar una buena mano en este momento”.

A su vez, la industria, que también mantiene un endeudamiento elevado y sigue enfrentando problemas en los mercados, con un precio de la leche en polvo y otros lácteos que aún no han logrado una recuperación firme, deberá trasladarlo al precio de la leche que remiten los tamberos.

Las empresas lácteas enfrentan una caída en la producción diaria de 1 millón de litros, producto de la crisis de la lechería, de factores climáticos y por la reducción del rodeo lechero, pero el problema es que tiene costos fijos y debe diluir esos costos en menos volumen.

Rurales EL PAIS