Lechería

Jura a campo Holando mostró “vacas útiles”

Pablo D. Mestre
Por primera vez se realizó en Uruguay una jura a campo del rodeo Holando.
Organizada por la Sociedad de Criadores de la raza, la actividad se realizó durante tres días, visitando 30 tambos.

MARTÍN MENDÍVIL, H. Y E. - Santa Catalina

Jurado argentino recorrió 30 tambos y los resultados se conocerán a fin de año.

“Me he encontrado con vacas muy útiles para los tambos que es lo que hoy buscamos tanto en Argentina como en Uruguay”, aseguró el jurado argentino Luis Dailoff. El experto dijo que vio vacas “muy útiles”, pues “en nuestros países tienen que recorrer muchos metros para llegar al tambo y comer. Y estas combinan muy bien su fortaleza, con buenas patas y con muy buenas ubres”.
Explicó que en su tarea, que es filmada para luego hacer la evaluación final que se presentará a fin de año, busca justamente vacas que sean útiles, “que puedan caminar, que tengan buenas patas, buenos sistemas mamarios y la capacidad suficiente para poder comer y eso convertirlo posteriormente en leche”.
Dailoff dijo que la diferencia de esta jura a campo con las exposiciones “es que la vaca que entra a la jura a bozal tiene un tiempo de preparación en la cabaña y se prepara de otra manera. Acá la vemos con ropa de trabajo, con la leche que carga todos los días, sin pelarla, sin un trabajo previo para entrar a una pista de jura”.
Al ser consultado por la realidad de la lechería en Argentina, dijo que sigue complicada, “pero hay una esperanza”. En ese sentido afirmó que “hoy el productor está un poco más holgado, la leche ha subido un poco y esperamos lo haga un poco más”. Sí reconoció que a raíz del problema climático hubo que descartar vacas para alimentar mejor a las otras. “Creo que va a haber menos leche y eso hará que valga algo más el precio por litro”.
No obstante ello Luis Dailoff mencionó que “los tamberos siempre apostamos y seguiremos”, si bien cree que van a pasar un par de años hasta recuperar mercados y la producción que teníamos tradicionalmente, “hasta que las terneras de hoy sean vacas, pues se ha vendido mucho tanto para faena, como animales por no tener para alimentarlos”.
Al finalizar su trabajo agradeció a todos los tamberos que le recibieron. “Cuando entro a un tambo, ver una vaca me alegra, les agradezco que me hayan permitido entrar a sus tambos para ver a sus vacas”.

Producción: Juan Luis Dellapiaza.

Rurales EL PAIS