Lechería

Indulacsa-Lactalis apuesta a desmotivar la producción de leche

Aseguran que experimentan una fuerte pérdida de competitividad.

Indulacsa.

La Hora del Campo (Salto) | Integrantes de la directiva de Sofrils se reunieron con el nuevo gerente de Lactalis en Uruguay (Indulacsa) esta semana y fueron sorprendidos por una nueva baja en el precio de la leche remitida y una clara y expresa intención de desmotivar a la producción en la zona.

Gustavo Alonso, integrante de la Sociedad Fomento Rural de la Industria Láctea de Salto (Sofrils), quien participó de la reunión junto a otros cinco directivos de la gremial, dijo que el nuevo gerente del grupo en Uruguay comunicó que la empresa tenía como objetivo en 2018 “no estimular la producción de leche” en nuestro país debido a la situación de colocación de los productos lácteos en el mundo y el alto costo país.

En este sentido, la primera medida adoptada por Indulacsa-Lactalis ha sido realizar una baja en el precio de la leche remitida a planta con retroactividad al primero de enero. Manteniendo parámetros de calidad con grasa en 3,6% y proteína de 3,2%, el precio se sitúa ahora en $ 7,55 por litro. Alonso explicó que debido a la situación del año en la cual se encuentra la producción, “es dificilísimo sacar altos niveles de proteína, por lo que estimamos el precio real estará en el eje de los $ 7,00”.

En la reunión mantenida se explicó que la firma perdió US$ 5 millones durante el año 2017, deuda que fue asumida por los accionistas, por tanto el objetivo de este año es “no estimular la producción de leche” en la zona de Salto y de Cardona.

Según manifestó Alonso, el gerente de Indulacsa-Lactalis informó que la empresa “queda afuera del rango de las demás empresas lácteas del mundo”, es decir, aún ofertando quesos a precios que permitan únicamente cubrir los costos, existen empresa con valores inferiores. “Se ofrece un queso a U$S 4,10 y aparece queso de otros mercados a U$S 3,60 o U$S 3,70”. Además, otro de los reclamos que manejó el nuevo gerente de la firma es “el dólar muy barato y el costo país que los complica muchísimo”.

El mensaje transmitido por la empresa fue que “el grupo apuesta a no perder dinero y quedarse un año más en 2018 para ver si el próximo año pueden repuntar o mejorar esta situación”, dijo Alonso. Al mismo tiempo se dio a conocer el despido de 20 funcionarios de la planta de Cardona y se anunciaron 20 despidos más al cierre de la presente semana porque “no tienen materia prima y tampoco interés en elaborar más de acuerdo al stock mundial”, contó.  

Rurales EL PAIS