Lechería

Indulacsa confirmó pago de $ 6 por litro en enero

Estudian poder mantener precio durante el primer trimestre.

Tambo  en Florida

Rurales – El País

Pablo Antúnez

La empresa Indulacsa, perteneciente al grupo francés Lactalís, confirmó a sus remitentes el pago de $ 6 por litro de leche remitida durante enero y es posible que mantenga ese valor para las remisiones correspondientes al primer trimestre del año en curso.

En la pasada primavera llegó a pagar $ 4,35 por litro contra $ 7 por litro que pagaban otras empresas, lo que generó la pérdida de varios remitentes de volumen que se pasaron a Conaprole. A partir de ese momento, en diciembre de 2015, anunció el pago de $ 6 por litro.

Los costos de producción por litro son mayores que $ 6 por litro que trasladados a dólares representan unos 18 centavos; el costo de producción está en 25 o 26 centavos de dólares.

El clima ayudó un poco a los productores porque llovió bastante bien en las últimas semanas y los tamberos se juegan a que el final del verano y el principio del otoño no sea seco como el año pasado, donde soportaron una sequía de otoño —inusual porque por lo general se dan en primavera y verano— que elevó los costos y provocó que los predios consumieran las reservas que tenían destinadas al invierno.

“Si el clima acompaña, las pérdidas en la lechería van a ser menores. Si se pone en contra como lo hizo el año pasado, ahí creo que algunos productores van a tirar la toalla”, estimó el productor de Colonia y secretario de la Cámara Uruguaya de Productores de Leche (CUPL), Darío Jorcín a El País.

Jorcín sostiene que en este 2016 “habrá menos productores, una tendencia que se acentuó en 2015.  Se va a producir un poquito menos de leche”, pero si el clima viene bien, “seguramente se llegue a producir lo mismo que el año pasado (por encima de 2.000 millones de litros)”. Los tamberos tienen  menos plata para invertir, “la gente no quiere gastar en raciones para no endeudarse más. Son más litros de leche que se están precisando hoy para pagar un kilo de ración”, advierte el empresario de Colonia.

Hoy se precisan más lluvias antes de febrero  para que el mes que viene haya pasto nuevo que le permita a los tambos seguir solventando la producción de leche con menores costos. Jorcín también estimó que  este mes habrá algunas vacas menos en producción, porque algunas “se venderán ya que el productor precisa hacer caja y me parece que se está gastando bastante menos en ración. Se está dando algo de granos pero poca cosa”. Más allá de que se estén “secando” vacas frente a los partos de marzo y abril, el rodeo lechero continúa con un porcentaje de descarte mayor al habitual.

Rurales EL PAIS