Lechería

Endeudamiento de tamberos equivale a todo el rodeo lechero del país

Rebaja del 15% de UTE “no es suficiente” para el sector.

Tambo. Foto: archivo El Paìs.

La crisis de la lechería continúa siendo una preocupación nacional, el endeudamiento actual se ubica en US$ 500 millones entre productores (US$ 350 millones) e industrias. Debido a esto y en el marco del Consejo de Ministros celebrado en Villa Cardal, Florida, el presidente de la República, Tabaré Vázquez, anunció una serie de medidas para mitigar la “dura situación” que experimenta hace algunos años la lechería en el país.

Vázquez anunció una una rebaja de los costos de tarifas de UTE para los tambos. El presidente dijo que “por tres meses -junio, julio y agosto- vamos a rebajar un 15% la energía para todos los tambos”.

También señaló que, a mediano y largo plazo, el objetivo es “mejorar la productividad que tienen algunos establecimientos de este sector de lechería, que tienen una productividad muy baja y son los que más sufren las crisis que ha tenido el sector”. Para esto dijo que el gobierno trabajará y anunciará soluciones específicas en una semana.

Por su parte, Cono Ruíz, directivo de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) y productor de Florida, aseguró a Rurales El País que el beneficio “no incide ni significa nada” para un tambo, “esperamos que para adelante se anuncien nuevas medidas y todo mejore”.

El productor explicó que ayer se reunieron con el ministro Astori (MEF) y “están muy preocupados” por la producción lechera y “realmente creemos que lo tienen que estar” porque los tambos “no aguantan más”. “Esperemos que en el correr de la semana nos den otras medidas, porque las anunciadas hoy no la vemos positivas”, dijo.

En un tambo de 150 vacas promedio y con un trabajo en doble horario, un productor pagó $ 24.600 en febrero, $ 21.900 en marzo y $ 21.000 en abril. Con el ajuste anunciado, el productor tendrá un impacto mensual promedio cercano a $ 3.150, “totalmente insuficiente”. Conaprole tiene un costo energético de US$ 600.000 mensuales, un ajuste de US$ 90.000 mensual.

La deuda de la lechería representa un año de exportaciones, US$ 500 millones entre productores e industrias. Para el directivo de la ANPL, crear un fondo cercano a los US$ 100 millones a pagar con devolución de impuestos sería una “solución para seguir produciendo”; Astori dijo que “se iba a estudiar” y se iba a tener una “respuesta positiva” esta semana.

Escuche a Cono Ruíz:

Rurales EL PAIS