Alimentación / Lechería

“En Venezuela se ríen de Uruguay; le dimos de comer por un tiempo y no recibimos ni un peso”

Tenía información desde siempre, y la dije, que Venezuela no iba a pagar nada, aseguró Horacio Leániz.

Rurales - El País

Rurales – El País

El presidente de la Cámara Uruguaya de Productores de Leche dijo en radio Carve que el tema de Venezuela es vergonzoso y el poder ejecutivo es el responsable directo. “Los exportadores, confiados por la palabra del presidente Vázquez, pusieron en barcos un montón de productores uruguayos que todavía estamos sin cobrar”.

El alcalde del municipio de Chacao, perteneciente al distrito de Caracas capital de Venezuela; Ramón Muchacho publicó en su cuenta de twitter (@ramonmuchacho) un comunicado que dice: “Los productores uruguayos no se habrán enterado de que el gobierno venezolano le hizo un default a quienes aquí producen alimentos, (…) y más”. Asimismo cuestionó, “¿Ellos creerán que tienen algún privilegio para cobrar? Que se pongan de últimos en la fila de cobradores y esperen su turno, ¡si es que les llega! Así son todas las quiebras”.

Por su parte, Leániz comentó que el ministro de Ganadería Tabaré Aguerre es consciente de todo lo que ha sucedido. “El se ofendió durante la exposición del Prado porque se le reclamó un sinceramiento de la situación porque todo estaba en el aire. Hoy todo sigue estando igual”, remarcó.

Según el presidente de la Cámara Uruguaya de Productores de Leche, es un “papelón” que el gobierno uruguayo termine pagando a los productores, ya que se le regaló cientos de millones en productos a Venezuela a sabiendas que los créditos no estaban disponibles.

El negocio como se planteaba a principios del 2015 implicaba que la deuda que ANCAP generaba con Venezuela trimestre a trimestre con cuatros años de plazo, que era del orden de los 400 millones de dólares, deuda a pagar hasta 15 años de plazo y está convenida para el 2028 y donde ANCAP le envía un conforme en cada trimestre; se suspendía a cambio de un descuento en el conforme por plata que se le pagaría a los productores uruguayos. “Era claro que esos vales que tenía en su poder  Venezuela no estaban en condiciones de volver a Montevideo para convertirse en plata para favorecer las exportaciones”, explicó Leániz.

Tal detalló el presidente de la gremial, quedaba la opción de un fideicomiso que se iba a constituir de una caja que iba a ser cargada con la plata a pagar por remesas de petróleo posteriores de Venezuela a Uruguay, cuyo 75% se pagaba al contado  desde Uruguay a Venezuela. “A mediados de mayo Venezuela dejó de remitir petróleo, pero tampoco hubo un crédito a favor de Venezuela por remesas de petróleo al momento que Uruguay canceló la deuda”, indicó.

En ese entonces, en julio del año pasado, el presidente Vázquez anunció los pormenores del acuerdo y varios productores comenzaron a trabajar confiando en la palabra del presidente; “la única persona confiable”, señaló Leániz. “En ese momento ya se sabía que los créditos que Venezuela decía tener a favor para pagar esos importes no era sencillo disponerlo”, resaltó.

Finalmente, el fideicomiso se hizo “tardísimo, por diciembre, y la plata no tenía que venir, debían llegar los vales y el petróleo, pero no vino nada”. Uruguay exportó los productos y “nos quedamos con las manos vacías”. Según Leániz, esa es la génesis del problema.

Reunión de carácter urgente.

El presidente del Instituto Nacional de la Leche (Inale) Ricardo De Izaguirre citó ayer a las gremiales lecheras a una reunión de carácter urgente con alta prioridad. “Fuimos convocados todas las gremiales y fue un poco sorpresivo”, remarcó Leániz.

En primer lugar los técnicos del Inale presentaron la situación actual del sector y los costos generales que cargan los productores. En segunda instancia De Izaguirre se refirió al negocio con Venezuela: lo que está concretado, lo que se exportó y lo que se debe.

La primera impresión de los presentes fue de “sorpresa”, ya que se presentó un “escenario de equilibrio que está fuera de lo real”, aseguró Horacio Leániz. El presidente de Inale dijo que el negocio con Venezuela “fue bueno porque podía mejorar los precios promedios de la leche, sin embargo, todavía no se cobró”.

Según Leániz, la reunión dejó una situación pobre sobre lo que estaba haciendo el ejecutivo e Inale. La segunda asamblea se pactó para el 2 de febrero y se obligó al presidente del Instituto Nacional de la Leche que regrese con una respuesta del gobierno para el sector. 

Escuche el audio: 

Rurales EL PAIS