Lechería

Embajador de Perú sale al cruce de sindicato de la Industria Láctea

Se molestó por declaraciones sobre cierre de Ecolat.

 

El embajador de Perú en Uruguay, Augusto Arzubiaga Scheuch, a través de una carta enviada a El País, dijo que las declaraciones de representantes de la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea en la Comisión de Agricultura y Ganadería de Diputados “no se condice con el debido respeto, elemento esencial en cualquier relación, incluidas las sindicales-empresariales”.
Ante los parlamentarios, la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) consideró que el peruano Grupo Gloria -los propietarios de Ecolat- “es digno de expropiarle la planta” y que “debería tenerse poco respeto al empresariado peruano (..) hasta por un tema de soberanía”.
El diplomático peruano aseguró en la misiva que su gobierno “lamenta que una inversión peruana no haya sido exitosa en el Uruguay” y ratificó su preocupación por las declaraciones del gremio, porque pueden tener impacto negativo sobre actuales y futuras inversiones peruanas de otros orígenes en Uruguay.
Los trabajadores de la industria láctea dijeron a los parlamentarios que “la gente del Grupo Gloria tenía pensada una inversión de US$ 70 millones, que involucraba una planta ultramoderna en lo que hace a la producción de queso. Iba a introducir tecnología de punta que no hay en el país y estaba vinculada con la estandarización y pasteurización de leche. Sin embargo, las obras civiles quedaron a un tercio de su realización -se cortaron en octubre de 2014- y luego de eso empezamos a concurrir al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social porque ellos plantearon la reestructura de 325 despidos”.
En diciembre de 2014, se acuerda mandar a 100 personas al seguro de paro que rotarían cada dos meses, luego despidieron a 110 personas.

Rurales EL PAIS