Lechería / políticas

Camy: “el campo ya tenía una amplia exoneración del IVA en insumos agropecuarios”

Lo que se hace es ampliar un numeral del viejo decreto incorporándose algunos tipo de alimentos que son más utilizados dentro de los tambos.

El contador Federico Camy de Guyer & Regules dijo que la exoneración del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de insumos agropecuarios son exoneraciones de larga data que han tenido una serie de modificaciones y se han ido agregando ítems como pasó en este último decreto. “Hay que observar al detalle cuál es el cambio. En un principio hay que decir que estos nuevos insumos no estaban exonerados”, comentó.

El nuevo decreto que aprobó el Poder Ejecutivo implica una exoneración del IVA a los insumos agropecuarios para paliar la dura situación que está experimentando, puntualmente, el sector lechero. “El decreto que está plasmado en la página de presidencia es el mismo texto que existía en el decreto anterior, solo que se agregaron seis o siete ítems que son los nuevos insumos que se incorporan en la exoneración”, explicó.

Los nuevos insumos exonerados de IVA serían los expellers o tortas de cítricos, raicillas de cebada, burlanda de sorgo y maíz, polvo y cáscara de malta y cebada de tercera limpeza. En el caso de las sales minerales y las raciones balanceadas, ya estaban incorporadas en el anterior decreto.

Según señaló Camy, el texto viejo decía que estaban exoneradas las tortas de soja, girasol y malta y preveía a toda otra semilla que incluya complemento alimentario. “En esa frase tan genérica pienso que no entraba nada de lo nuevo, porque sino este decreto no incorpora nada”, resaltó.

Con respecto al Impuesto al Valor Agregado, Camy dijo que en el agro hay dos tipos de productores: los contribuyentes del IRAE (Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas) y los del IMEBA (Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios). Según el contador, para los contribuyentes del IMEBA eliminar el IVA a este tipo de productos significa un ahorro, mientras que para los de IRAE es más discutible porque paga el IVA y lo recupera con un certificado de crédito en la DGI que se utiliza para abonar los pagos cuatrimestrales del BPS. Por tanto, “es un tema financiero que puede ayudar, pero no necesariamente significa un ahorro económico en los contribuyentes de IRAE”, añadió.

Finalmente, Federico Camy puntualizó que sería importante medir cuánto representan en el consumo estos nuevos alimentos con respecto a los que ya estaban exonerados. Si un tambo consume más de los nuevos alimentos el impacto económico será diferente.

Rurales EL PAIS