Alimentación / Lechería / políticas

De Izaguirre: “el pago de los US$ 10 millones a las empresas lácteas era un remanente del primer pago”

Claldy es la única empresa que no ha recibido ningún porcentaje de pago por sus embarques.

Fabricas

Rurales – El País

El presidente del Instituto Nacional de la Leche dijo en radio Carve que el pago de 10 millones de dólares a las empresas lácteas era un remanente del primer pago de octubre por 50 millones de dólares. Hasta el momento no se conoce si esa plata ya estaba en el país o la envió Venezuela para completar el pago. Según datos oficiales, el gobierno de Nicolás Maduro no habría mandando más dinero y los 10 millones de dólares estaban en Uruguay desde octubre.

Según comentó a Rurales – El País un directivo de una empresa láctea, hasta el momento Pily es la empresa que ha cobrado el mayor porcentaje de los embarques a Venezuela, alrededor del 80%. Conaprole percibió cerca del 35% del pago, Calcar el 25%, mientras que Claldy no ha recibido ningún porcentaje de lo exportado.

“Estamos a la espera del pago de otros 50 millones de dólares que teníamos entendido que era la forma que Venezuela iba a fondear el fideicomiso”, comentó De Izaguirre. “La deuda que hay hoy con las empresas es mayor a los 50 millones que tienen que entrar”, señaló.

El embajador de Venezuela en Uruguay Julio Chirino aseguró que en estos días se iba a realizar el pago por parte de su país de unos 75 millones de dólares, sin embargo, nada de eso sucedió.

Escuche la entrevista con Ricardo De Izaguirre:

 

El productor lechero de Colonia y secretario de la Cámara Uruguaya de Productores de Leche, Darío Jorcín, dijo en radio Carve que existe un desmanejo y desorganización detrás de todo esto que va más allá del propio negocio. “La desconexión entre los actores – Poder Ejecutivo, MGAP, Inale e industrias – es importante  y no tienen ni idea de lo que está pasando”, destacó.

Tal comentó Jorcín, no se puede seguir jugando para allá y para acá y que nadie de información certera. “El gobierno anunció este negocio y ahora algunos dicen que fue entre particulares; creo que le cabe la responsabilidad al gobierno”, remarcó. Para el productor es necesario es saber cómo se va cobrar este dinero y es relevante que se haga, ya sea con fondos del gobierno venezolano o uruguayo.

Muchas empresas ingresaron al negocio porque era el mercado que mejor pagaba el producto que las industrias uruguayas tenían disponibles para exportar. Si hubiese sido un acuerdo entre particulares no todos se hubiesen metido en el acuerdo porque el pago sería inseguro, comentó Jorcín, pero como la palabra la dio el presidente las empresas empezaron a exportar.

Tampoco entiendo porque existe un remanente, resaltó el productor. “Por qué se esperó más de un mes y pico para pagar con la desesperación por cobrar que tienen todas las industrias lácteas”, finalizó.

Escuche la entrevista con Darío Jorcín:

Rurales EL PAIS