Lechería

Colocan en Conaprole parte de la remisión a Schreiber

Se lograron “redireccionar” a Conaprole los 130.000 litros de leche producida por parte de los remitentes a la multinacional estadounidense Schreiber Foods que anunció su retiro de Uruguay, pero confirmó que pagará todas sus obligaciones financieras. La empresa seguirá captando leche hasta fin de mes.
En el marco de una reunión con remitentes, el subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, políticos y gremialistas del sector, celebrada ayer en el Club Rafael Perazza (San José), también se confirmó la puesta en marcha del Fondo de Financiamiento de la Actividad Lechera (FFAL), pero con algunas variantes respecto al implementado en 2010. Sería por unos US$ 80 millones, con la aplicación de instrumentos en forma escalonada, como ser ayudas financieras a descontar el fideicomiso; los tambos tienen que seguir produciendo y los números están en rojo.
De los alrededor de 240.000 litros que se remitían a Schreiber Foods, unos 80.000 litros procedentes de productores de Florida fueron absorbidos por Claldy, otros entre 30.000 y 40.000 litros se enviaron a plantas chicas y queseros, por lo que quedaban unos 130.000 litros por colocar, que ahora irán a Conaprole.
“Conaprole no elaborará esa leche a façón, seguramente sea leche en polvo que habrá que esperar a que se venda, por lo que se buscará alguna alternativa para ir generando el pago”, dijo el presidente de Inale, Ricardo de Izaguirre a El País.

Rurales EL PAIS