Lechería

Cayó porcentaje de sólidos en la leche

Aumenta el barro y las vacas sienten la falta de confort.

 

Las lluvias y principalmente el barro están afectando fuerte a la lechería uruguaya, complicando no sólo la remisión de leche, sino también haciendo caer el porcentaje de sólidos y lactosa en la leche, confirmó a El País el investigador y especialista del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), Yamandú Acosta.
“Las vacas están sintiendo el barro ya que les está afectando mucho el confort animal, no pueden descansar, pero también afecta mucho la capacidad de cosecha de forraje. Eso es lo que hace que se sienta el problema en leche y en la producción de sólidos”, explicó el investigador, especialista en lechería.
El barro está provocando también un incremento del volumen de células somáticas en la leche y si bien no llega a ser mastitis, es el comienzo de las infecciones de ubre.
Pero no todo es malo, las lluvias también están ayudando a aquellos productores que tienen verdeos y están rebrotando para que cuando los suelos dejen de estar anegados, puedan pastorearse. De este modo, podrán hacer bajar los costos provocados por el mayor uso de raciones y concentrados proteicos.
Hasta el momento, en el primer semestre del año en curso, aún en momentos críticos causados por el clima y por la baja de los precios internacionales de los lácteos, la remisión de leche a planta en Uruguay lleva un aumento de 2,8% respecto a igual período del año pasado.
A junio se llevaban enviados 164.171.000 de litros cuando al mismo mes de 2014 se produjeron 156.950.000 litros. El volumen producido en el primer semestre de 2015 es muy similar a lo ocurrido en igual período de 2013, cuando los valores de los lácteos eran otros. La reciente recuperación de precios que mostró el primer remate mensual de la neocelandesa Fonterra alienta la esperanza de los tamberos.

Rurales EL PAIS