Lechería

Aguerre sale al cruce de las gremiales lecheras por Fondo de Garantía

Proyecto sobre Fondo de Garantía irá al Parlamento.

Tabaré Aguerre, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, previo a la reunión con directivos de ARU.

Pablo Antúnez.

El proyecto de ley que impulsa el Fondo de Garantía, la herramienta diseñada por el Ejecutivo para paliar el endeudamiento del sector lechero, “está en proceso de ir al Parlamento”, afirmó ayer el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre.

El jerarca volvió a defender este instrumento, creado con el aporte de $ 1,30 por litro de leche tarifada que pagan los consumidores, en el marco de la suba del 1° de septiembre de $ 2 por litro, con el que se creará un fideicomiso de US$ 30 millones durante cinco años, para paliar US$ 180 millones de los más de US$ 300 millones que hoy debe la lechería uruguaya.

Aguerre dijo que ya firmó el proyecto de ley, ayer hizo lo mismo Economía y Finanzas y luego pasó a Presidencia que lo remitirá la semana próxima al Legislativo para su votación.

En momentos en que las gremiales lecheras están amenazando retirar los delegados de los productores del Instituto Nacional de la Leche (Inale), como medida de protesta ante lo que consideran pocos avances, el titular del MGAP recordó que “el principal problema que tiene el endeudamiento lechero fuera del Fondo Lechero -que se está pagando-, es el plazo en que se estableció ese endeudamiento, porque en Uruguay, normalmente, no tenemos líneas de crédito a largo plazo para amortizar cómodamente un cambio genético, una inversión o una cosechadora de forraje”, dijo como ejemplo.

El hecho de no conseguir un alargamiento de los plazos, implica que cualquier productor que deba dinero a los bancos o industrias, “va a tener que dedicar en los próximos 2 o 4 años una proporción muy importante de su ingreso a cubrir el servicio de deuda. Por eso, el objetivo de la creación del Fondo de Garantía es atraer al sistema de garantía y generar un instrumento que permita refinanciar US$180 millones”, explicó el ministro Aguerre.

El problema más grave que tiene la lechería y en este punto hay consenso entre el gobierno y las gremiales, es poder reperfilar deuda sin afectar la categoría financiera frente a los bancos, cuando se invirtió para poder crecer. “Para poder reperfilar, voy a tener que darle a los bancos un instrumento de garantía que muchos productores que son arrendatarios no tienen”, explicó el titular del MGAP.

Equivocados. A su vez, afirmó que cuando se dice que este Fondo de Garantía no le va a servir a los productores lecheros porque la mayoría no debe a los bancos, “eso está equivocado”. De este modo, salió al cruce de las críticas de las gremiales de tamberos.

Según aclaró el jerarca de gobierno, “la propia encuesta del Inale, establece que el 70% de los productores lecheros tienen deudas con el sistema financiero y cuando incorporo la deuda con las cooperativas, ese número aumenta al 86%”, advirtió.

Aguerre explicó que se está trabajando con el Banco de la República y con el sistema de garantías, “para que aquellos productores que no son deudores bancarios, pero son deudores de la industria, tengan mecanismos de financiamiento que permitan transformar la deuda que el productor tiene a seis meses, poderla llevar a 3 o 4 años”, dijo Aguerre.

Para el titular del MGAP, “eso oxigena el flujo financiero del productor. Ese es el objetivo del proyecto de ley, pero además, los productores saben que ese es el objetivo, porque hace un mes tuve una reunión”.

Rurales EL PAIS