Lanas

Lanas medias mostraron una tímida recuperación

Sigue la poca disponibilidad de lana fina en mercado local

La exportación de lana sin procesar pone en riesgo la industria local. Foto: Archivo La Nación – GDA.

Pablo Antúnez

El mercado lanero local continúa con poca disponibilidad en lanas finas y con precios que no estimulan a los productores a vender cuando se trata de lanas medias y gruesas. Son pocos los cambios del mercado respecto a semanas anteriores, confirmó a El País José Luis Trifoglio, experto del Departamento de Lanas de Zambrano y Cía.

Trifoglio explicó que la poca disponibilidad de lanas finas que se está arrastrando en el mercado  radica en que    “los valores fueron buenos y este año los productores fueron más vendedores”. Mientras tanto, a nivel de lanas medias y gruesas, los precios no estimulan a los productores a vender, salvo que tengan necesidades puntuales.

“En lo que es Corriedale todavía queda un porcentaje importante de lana cosechada el año pasado sin venderse, que se venderá o no, dependiendo de cómo evolucione el mercado”, agregó el analista.

Recién ayer y después de muchos meses, el sector de las lanas medias y gruesas tuvo un  porcentaje de aumento superior en Australia al sector de las lanas finas. El experto del Departamento Lanero de Zambrano y Cía reconoció que ese sector “estaba muy retrasado, porque la brecha entre los precios de las lanas finas y las lanas medias, en los últimos meses, se disparó”.

El Indicador de Mercado del Este (IME/Australia) subió 16 centavos de dólar y se ubicó en el nivel de US$ 11,12 por kilo base limpia. La moneda australiana se valorizó 1,2% frente al dólar estadounidense.

Según Trifoglio no se veía un valor similar en el IME desde el   26 de marzo de 2013  cuando llegó a US$ 11,19 por kilo base limpia.  Fue el último día que estuvo por encima de los US$ 11,12 por kilo base limpia.

En Australia, ayer, si bien los precios de los distintos micronajes se tonificaron, los mayores aumentos porcentuales se registraron en los vellones de 25 a 32 micras, al subir sus cotizaciones entre 1,5% y 5%.

“Cabe aclarar y tener en cuenta, que algunas de esas categorías se cotizaron nominalmente debido a que la cantidad de fardos ofertados no fue suficientemente representativa, y además, que los compradores premiaron aquellos lotes de lana vellón bien desbordados y de buena calidad”, explicó en su análisis Trifoglio.

Por su parte, las lanas de 16,5 a 18,5 micras se tonificaron entre 1,2% y 2,1% y los de 19 a 23 micras cerraron a favor de los vendedores, es decir entre incambiados y hasta 1% más caros.

Según informó ayer la Australian Wool Exchange, se ofertaron un total de casi 45.000 fardos, de los cuales el comercio adquirió el 92,4%.

Para los productores australianos, principalmente de lanas superfinas, las cotizaciones están en niveles históricamente altos, y por ese motivo, semana a semana, se observa que algunos de ellos, inscriben más fardos para las subastas, lo que implica un aumento de la oferta del textil. A pesar de esto, los niveles de precios se han mantenido creciendo, al menos para esas categorías. En la semana próxima hay programadas 3 jornadas consecutivas de subastas, a partir del martes 21 de febrero. Se estima que la oferta será de aproximadamente unos 47.000 fardos.

Rurales EL PAIS