Lanas / Ovinos

Criadores de ovinos continúan apostando fuerte al rubro

Importaron de Nueva Zelanda 4 carneros Corriedale, 2 Hampshire Down y 2 Border Leicester.

DSC_0279

En la Rural del Prado se presentaron los nuevos reproductores que llegaron al país. Foto: Gabriel Becco.

Pablo D. Mestre.
En un claro mensaje de apuesta al futuro, de seguir invirtiendo en la oveja, como negocio rentable y que da buenos números productivos, cabañeros de distintas razas importaron carneros de Nueva Zelanda.
Todo comenzó en noviembre del año pasado cuando los criadores Santiago Sáenz y Jorge Rodríguez concurrieron a la Expo Nacional en Christchurch, tras lo cual visitaron durante 12 días distintas cabañas de diferentes razas.
Allí eligieron 4 carneros Corriedale: 2 Strathblane, 1 Collie Hills y un Longfield. Según explicaron en la presentación de los mismos, tras la cuarentena, se trata de carneros equilibrados, con finura media, equilibrados, muy buenos aplomos y pureza racial.
Los importadores de estos reproductores fueron cabañas “Rancho Blanco”, “Piedra Mora”, “Santa Luisa”, “Monzón Chico”, “Granja Roland” y “La Estela”.
Además, cabaña “La Estela” importó al Gran Campeón y al Reservado de la raza Hampshire Down, animales bien carniceros, buenos de patas, con mucha pureza racial, “que aportarán mucho en el país”.
Y los dos Border Leicester, son ejemplares bien carniceros, con mucha pureza racial, fueron importados por cabañas “Santa Teresita del Ceibal”, de Juan Martín Olivera, “Cañadón de La Palma”, de Rafael Castiglioni y “San Carlos”, de Federico Larrosa.
Sin dudas esta inversión refleja una clara apuesta al rubro y la confianza en el futuro del mismo en el país.

Rurales EL PAIS