Lanas

Central Lanera cerró zafra 2015/16 con precios superiores al año pasado

La empresa Central Lanera Uruguaya cerró el operativo lanas 2015/16 pagando valores que estuvieron entre 20% y 25% por encima de los logrados en la zafra anterior, dependiendo siempre de la finura, tipo y calidad del textil.

lanera piedra alta, lana, florida, obrero, maquinaria, fabrica, 20020521, hoja 90047, foto colmegna¶China. Remarcó su liderazgo como comprador de lana sucia¶

lanera piedra alta, lana, florida, obrero, maquinaria, fabrica, 20020521, hoja 90047, foto colmegna¶China. Remarcó su liderazgo como comprador de lana sucia¶

La mayoría de los lotes de Merino tuvieron precios que oscilan entre los US$ 5,10 y US$ 6,93 por kg de vellón con un máximo de US$ 9,63 por kg. En Ideal la mayoría de los lotes tuvieron precios entre US$ 4,59 y US$ 5,48 alcanzando un máximo de US$ 5,50. En Merilín, la mayoría de los lotes tuvieron precios entre US$ 4,10 y US$ 4,63 con máximos de US$ 4,67. En Corriedale por su parte los precios oscilaron entre los US$ 3,30 y US$ 4,05 con un máximo de US$ 4,59, mientras que en Romney lo valores fueron de entre US$ 2,90 y US$ 3,19 con un máximo de US$ 3,20.

Durante la zafra, el mercado internacional se mostró activo pero con mucha cautela, con mercados más activos en la primera mitad de la zafra por lanas tipo Corriedale y cruzas y en la segunda mitad los mercados más activos demandaron lanas finas y superfinas y lanas Corriedale de calidad. En lo local de acuerdo a comentarios realizadas por diversos operadores, a la fecha casi no quedaría lana por comercializarse. Esto es fruto de la escasez de lana en la plaza explicada por la baja en la producción y la competencia de los distintos exportadores e industrias por hacerse de materia prima.

El Indicador de Mercado del Este de remates en Australia tuvo un comportamiento contrastante, comenzando a la baja en la primera mitad de la zafra y alcanzando el mínimo en octubre. Luego el mercado de remates en Australia se recuperó y evolucionó al alza, alcanzando el máximo de la zafra en abril. De esta manera, se revirtió la tendencia de las últimas tres zafras donde los precios habían evolucionado a la baja.

Rurales EL PAIS