Apicultura / investigación

Vinculan el declive de abejas salvajes con el uso de pesticidas

Estudio de largo plazo liga el impacto de agroquímicos sobre las abejas silvestres.

Foto: Reuters

Foto: Reuters

Las poblaciones de abejas silvestres que se alimentan de cultivos de colza fumigados con insecticidas conocidos como neonicotinoides tienen más probabilidades de sufrir un descenso que aquellas que recogen alimentos de otras fuentes, según un estudio que se prolongó por 18 años.

La nueva investigación estudió a 62 especies en áreas silvestres de Reino Unido y encontró una correlación entre las bajas de las poblaciones y el uso de pesticidas neonicotinoides.

Los neonicotinoides se usan en todo el mundo en varias cosechas y en estudios de laboratorios se han mostrado dañinos para algunas especies de abejas, especialmente la melífera y los abejorros.

La Unión Europea limitó hace dos años el uso de los químicos, que fabrican y venden compañías como Bayer CropScience y Syngenta, tras investigaciones que apuntaron a un riesgo para las abejas, que son clave para la polinización de las cosechas.

La licencia para el uso de neonicotinoides en Reino Unido se otorgó en 2002. Para 2011, la proporción de cultivos de colza británicos que los usaron era del 83 por ciento, según los investigadores del estudio más reciente.

Fuente: Agritotal.

Rurales EL PAIS