investigación

Científicos argentinos eliminan el gen de la vaca loca

El Laboratorio de Biotecnología Animal de la Facultad de Agronomía de la UBA logró eliminar el gen de la encefalopatía espongiforme o vaca loca en embriones bovinos. El trabajo, financiado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, se realizó en colaboración con el Instituto de Genética de Animales de Granja, de Alemania, y la empresa Recombinetics, de Minnesota, Estados Unidos.

Foto: Valor Carne

Foto: Valor Carne

La nueva tecnología denominada “Crispr-Cas9” o tijera genética representa un avance importante en la lucha contra el mal causado por priones, partículas infecciosas formadas por una proteína capaz de producir trastornos neurológicos degenerativos en los animales, y que se puede transmitir a las personas.

“Aplicamos tijeras moleculares para modificar el genoma. Esta técnica permite hacer cambios muy pequeños, semejantes a las mutaciones que ocurren de forma natural, pero en este caso los dirigimos al gen de la vaca loca. Basta cortar un aminoácido, el componente de la proteína que genera la enfermedad, para que el bovino tenga resistencia”, explicó Romina Bevacqua, investigadora de la FAUBA. Y detalló que “hasta ahora, introducir modificaciones genéticas en embriones requería de procesos muy costosos y complejos, como la clonación. Por eso, la técnica que desarrollamos abre un campo muy auspicioso para la mejora. Es económica y eficiente, y los animales no tienen nada nocivo”.

Los científicos consideran que se está avanzando sobre una nueva generación de bovinos resistentes a la enfermedad, producidos por este tipo de tratamientos. “Sin embargo, para obtener ejemplares que se conviertan en productos comercializables, se requieren más investigaciones e inversiones, además de algunos cambios en las regulaciones actuales”, finalizó la experta.

Fuente: Valor Carne.

Rurales EL PAIS